Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

miércoles, 4 de abril de 2018

Publicaciones: “Sin Título”, Por Alfonso Peláez Bazán (II)

"He aquí un conjunto bastante raro. Tan raro que no ha sido posible encontrarle un nombre. Crónicas, cartas, cuentos, reportajes, estampas, discursos. Una verdadera miscelánea. No hubo para su formación ni propósito ni plan preconcebido. Cada cosa-reportaje, cuento o comentario tuvo su natural y oportuna motivación. Un día un reportaje, otro un cuento o un discurso. Finalmente, el paternal deseo de juntarlos"

(...)

Así inicia el primer párrafo de su prólogo a su libro "Sin Título" el que escribiera en su cuento, LAS HUERTAS DE DON EUGENIO VERA, algo que describe el amor por su pueblo, principalmente por los desposeídos (Acordémonos también de su CAFÉ AL PASO, por ejemplo):

"Mientras todos duermen beatíficamente;
Mientras afuera caen los azares al beso de la luna;
Mientras el viento reza extrañas oraciones,
Yo entrego mi corazón al dolor del mundo"

Y queremos, con la publicación de este primer párrafo, y por la coyuntura política, ya que habla del partido de la estrella, presentar dos de sus textos entintados en las páginas 37, 38 y 93 del libro.

SIN TÍTULO

NOSTALGIA POR LAS TIRANÍAS

Cuando el señor Armando Villanueva, Secretario General del PAP, contradice al Presidente Belaúnde en la apreciación que éste tiene sobre las guerrillas, parece que estuviera insinuando algo. El señor Villanueva abunda en ejemplos de países democráticos en donde -a pesar de eso- se han presentado y prosperado las guerrillas. Paralelamente, cita países gobernados por tiranos en donde -presisamente por eso- nunca se presentaron tales fenómenos. A través de un raciocinio simplísimo se llega a una clara conclusión; no convienen los gobiernos democráticos porque dan lugar a las guerrillas, que son grave amenaza para los gobiernos... En la Cochinchina, en Senegal o en Alaska la conclusión es la misma.

El señor Villanueva, por lo visto, ignora que un buen gobernante, además de ser un demócrata, debe tener un gran sentido humano. Debe tener un conocimiento profundo de los hombres y de las cosas. Todo lo cual equivale a decir que debe tener amor, mucho amor, a su patria. No es, pues, solo cuestión de leyes y mandatos.

Posiblemente, como afirma el Sr, Villanueva, nunca se presentan las guerrillas en los países gobernados por tiranos. Pero hay algo peor: envilecimiento. Las guerrillas, al fin y al cabo, pueden ser terminadas, pero el envilecimiento, que es la desgracia mayor de un país, no se remedia jamás. Es, pues, inaudito desear que un gobernante demócrata se convierta en un tirano porque se presentan inevitables fenómenos sociales como el de las guerrillas.

Se diría que los líderes del partido aprista van sintiendo ya la nostalgia de las tiranías... Como la del Sr. Odría, por ejemplo. ¿Verdad Sr. Villanueva?...

Sí, nostalgia es la palabra que explica tantas cosas paradójicas del apra.

POLÍTICA Y GRAMATICA

Un diputado aprista (no hace falta nombrarlo) habló hace pocos días en su Cámara de la necesidad de aplicar las más duras penas a los delincuentes políticos (Expreso Noviembre 14 de 1965). Se refería -únicamente- a los extremistas o comunistas. La frase, sin embargo, resulta defectuosa.

Los delincuentes políticos -así, con el artículo determinativo- los, tiene un sentido de generalidad. Un sentido que comprende toda la gama de delitos políticos: los que atentan contra el orden público y los que atentan contra el orden moral de la sociedad. Y no es eso, precisamente, lo que quiso significar el señor representante.

Debió, entonces, emplear, en vez del determinativo los, el demostrativo ese (adjetivo). Debió pedir castigo para esos delincuentes políticos. Habría quedado así perfectamente delimitado el deseo del ilustre diputado.


Salvo que éste crea sinceramente que no hay más delincuentes políticos que los extremistas o comunista. Que crea sinceramente que, fuera de éstos, todos los demás políticos son querubes y serafines.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger