Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

sábado, 24 de octubre de 2015

Celendín: la revista Fuscán, otra vez en tus manos.



Pronto el pueblo Celendino tendrá en sus manos su revista Fuscán, dirigida a todos a los que quieren un cambio en nuestra sociedad, un mundo nuevo. El primer número salió  el 16 junio de 2007, cuyo editorial, un artículo y fotografías, para que nuestros lectores recuerden, copiamos:

Las trampas de la política

Por Constante Vigil
Celendín

Decididamente, en el Perú, y en Celendín, la política siempre nos juega malas pasadas y en los resultados siempre tiene mucho que ver aquel poderoso caballero que es Don Dinero. Nos explicamos: en las Elecciones Municipales de 2006, en las que salió triunfador el actual alcalde, Juan Tello Villanueva, su más fuerte opositor, el ex alcalde Mauro Siles Arteaga, tenía en el primer lugar de su lista a un inefable pero conocido personaje, al abogado Wilmer Solano Oyarce, y no se crea que este oscuro individuo figuraba allí por méritos personales, sino por el monto que había aportado para la campaña de ensuciamiento electorero de las paredes de nuestra pobre ciudad.

Como consecuencia de ello y gracias a las argucias de la cifra repartidora, ahora tenemos a este sujeto como concejal de Celendín, nada menos, y, gracias a esta condición, el hombre puede seguir burlándose de un pueblo que esperaba satisfacciones por sus continuas transgresiones a la ley.

En efecto, toda persona informada se pregunta, en Celendín, ¿cómo es posible que este señor, experto en triquiñuelas legales, las cuales explicarían sus muchísimas propiedades inmuebles en la ciudad, permanezca en el municipio? El hombre es conocido por sus malas acciones en contra de sus defendidos, a quienes habría extorsionado para que le vendieran sus propiedades a precios irrisorios, pero ha colmado el vaso con su apropiación ilícita y abusiva de una calle para ampliar su restaurant “La Selva”, en el sector de El Porvenir, en Chacapampa (ver en el plano de la ciudad de Celendín, en el sector El Porvenir, la mancha del oprobio). Esta acción clama a la luz pública que se trata de un delincuente y no de un abogado defensor de la ley. Estamos ante un hombre que ilustra que el Perú muchos de los que eligen la carrera de derecho lo hacen para encontrar los métodos más seguros para burlar la ley. ¿Para esto, para que se llenen los bolsillos, el Estado peruano gasta el dinero público en la preparación de estos delincuentes legales? Al parecer es cierto lo que dice Don Corleone en “El Padrino”: “Un abogado puede, con un maletín lleno de papeles, robar más dinero que una banda atracadora de bancos armados con metralletas”.

La gente que siente menoscabados sus derechos en el sector de El Porvenir y que ve que la prepotencia de este abogadillo ha convertido a su barrio en un Infierno sediento, pues hasta del agua del sector se ha apropiado, espera que el actual alcalde cumpla con lo prometido en su campaña. Si por casualidad el señor Tello lo ha olvidado, le recordamos su frase: “Si salgo electo, seré el primero en coger un pico para derribar el restaurante del oprobio”.

¿Cómo es posible –se pregunta la gente afectada que este tipo, que burla la autoridad, sea precisamente eso: una autoridad? ¿No hay un fiscal en la ciudad que lo acuse de prevaricato? Esta sin razón, que no tiene nombre, sólo se explica porque el hombre tiene una buena billetera para acallar conciencias, para atar de manos a los responsables de subsanar esta insanía. Los nuevos celendinos emergentes como Wilmer Solano Oyarce, originario de Chalán, no sienten amor por Celendín, por eso se dedican a desfigurarlo, a mutilarlo y a tomarlo por asalto, acaso como una venganza por haber sido postergados en el pasado.

La mancha del oprobio...

Una autoridad, señor abogado, concejal y prevaricador Solano Oyarce, en un país que necesita valores, es un personaje digno de imitar y no un vulgar delincuente como usted parece serlo, alguien que pisotea sin escrúpulos los derechos de los demás. ¿En qué país estamos? Ya es tiempo de que reaccionemos ante la prepotencia y el abuso, y de que hagamos valer nuestros derechos de vecinos en vista de la impasibilidad de la autoridad. Tenga cuidado, Wilmer Solano Oyarce, abogado, concejal y prevaricador, el pueblo está por despertar.

¡Abrete Sésamo!

JURAMENTA NUEVA DIRECTIVA DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

Por Isidoro de la Pauca Isaúco

A propósito de la vergonzosa conformación de la nueva Mesa Directiva del Congreso que todos ya conocen, Luis Gonzáles Posada quien sería desde el tiempo del general Velasco miembro del servicio de inteligencia de los EEUU, Martha Moyano defensora acérrima del genocida japonés Alberto Fujimori y los traidores Aldo Estrada y Torres Caro, publicamos a continuación un documento redactado en enero-febrero de 1932, como parte de un manifiesto emitido desde la clandestinidad por el líder del APRA, Haya de la Torre, que circuló en forma de panfleto, bajo persecución por la dictadura del Gral. Sánchez Cerro. Para que no haya duda en nuestros lectores, que saben de la catadura moral de la gente que nos gobierna (sobre Alan García y su Vicepresidente Giampietri pesan sendas denuncias por delitos de lesa humanidad), hemos extraído, del mencionado documento, la segunda parte que la titulan con la conocida frase Peruanicemos al Perú (Tomo 11) de nuestro Gran Amauta José Carlos Mariátegui.

“Peruanicemos al Perú”

El Partido Aprista Peruano ha recogido desde la iniciación de su labor política en el país, la sincera invocación de José Carlos Mariátegui, que en una época militó bajo las banderas del aprismo: “Peruanicemos al Perú”. Peruanizarlo es nacionarizarlo en el sentido integral y elevado del concepto. Es luchar por que sea nación libre y justa. Y no podremos peruanizar el Perú mientras las grandes mayorías de los peruanos vivan en la ignorancia y en la miseria. No podremos peruanizarlo sin acometer humana y científicamente la redención del indio. No podremos peruanizarlo mientras el Estado sea instrumento de opresión y abuso y botín de riqueza de unos cuantos.

Por la peruanización auténtica e integral del Perú, lucha el Partido Aprista Peruano. Sin apartarse de la visión del mundo, sin desestimar ninguno de sus grandes fenómenos económicos, sociales y políticos, el aprismo aspira a una obra de verdadero nacionalismo. Nacionalismo esencial y moderno que no excluya su sentido social y humano. Nacionalismo basado en el hijo de la Nación que trabaja, que la sirve, que la integra. Por eso somos el Partido de las mayorías nacionales de las grandes masas de peruanos que anhelan hacer valer su derecho a la vida civilizada, que debe ser para un pueblo garantía de progreso material y cultural.

El llamado del aprismo en nombre de la peruanización del Perú, no es una vana palabra. Es un esfuerzo concreto y realista cristalizado en un programa afirmado en principios científicos. No importa que la tarea que ese programa imponga sea vasta y compleja. Lo que importa es, que sea realista y posible si hay fe y decisión para  emprenderla. No importa que en la aplicación de nuestro plan haya que rectificarse porque las rectificaciones a que obliga la realidad son nuevas experiencias aprovechables y hasta necesarias a toda obra política y social que no caiga en el utopismo. Lo que importa es que la obra de reconstrucción que el Perú necesita, tenga una línea directiva, una orientación, un sentido. Nuestro Partido ha sabido darlos sin negar, ni antes ni hoy, la colaboración de todo aquel que pueda coadyuvar nuestra obra con capacidad y honradez.

Nosotros aspiramos a la máxima justicia y al máximo bien, pero no confundimos la gran aspiración ideal con el paso difícil que impone el largo camino para alcanzarla. No pretendemos que la tarea del aprismo sea definitiva y eterna. Podrá superarse y debe superarse. Creemos sí, que en nuestra generación y en nuestra época, el aprismo ha señalado ya una misión y un camino. Para esta obra esforzada y salvadora, hemos fundado un Partido en el que solo no tienen cabida quienes sean incapaces de sacrificarlo todo por la causa del nuevo Perú.

Nuestra disciplina, nuestra organización, nuestra unidad, nuestro absoluto desinterés personal, son medios morales de educación individual, social y política, absolutamente necesarios en un pueblo como el nuestro al que faltó siempre el ejemplo saludable de directores preclaros. Porque es necesario repetirlo: tan importante como la obra de reorganización material del país, consideramos la de su moralización. Una y otra están relacionadas. Los mejores programas económicos y políticos fracasarían sin una enérgica tentativa para la educación moral del Perú. Ambos son para nosotros primordiales. Por eso, al mismo tiempo que hemos formulado un programa completo de reorganización económica y política, ofrecemos en las filas de nuestro Partido la escuela de austeridad y de sacrificio que lo harán posible. Así marchamos hacia la “Peruanización del Perú”.



http://fuscan.blogspot.pe/search?updated-max=2010-05-12T06:31:00-07:00&max-results=7&start=32&by-date=false
Fotografías: Chungo y batán.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger