Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 15 de abril de 2011

Cèsar Vallejo: LOS NUEVE MONSTRUOS

César Vallejo con su obra poética inaugura en la literatura peruana y latinoamericana la libertad de la escritura, y el sustento de su propuesta es el vínculo entre palabra y realidad vivida: “…Vallejo encuentra la verdad humana ahí abajo, a ras del suelo (…) establece una fusión indisoluble entre verdad y poesía…” (Saúl Yurkievich. El humanismo de C.V.)
.
Apunte de César Vallejo por el cubano Armando Maribona 1925.
Los frutos literarios del poeta santiaguino (1892 – 1938) han sido estudiados, analizados y confrontados por investigadores  de diversos perfiles y especialidades (literatos, sicólogos, periodistas, sociólogos, historiadores, antropólogos) en prolíficos textos que desafían nuestra capacidad de lectura y reflexión.
.
En el libro Poemas Humanos de César Vallejo publicado póstumamente el año 1939, está incluido el poema “Los nueve monstruos”.
.
Intento en esta breve nota realizar un acercamiento a la semántica del aludido poema.
.
César Vallejo elabora su mensaje humano cuando advierte que en una sociedad de desigualdades enormes, la adversidad y la aflicción para una inmensa mayoría se torna  en tormento; las clases sociales dominantes destruyen a los otros para perennizarse en el poder.
.
Y, desgraciadamente,
el dolor crece en el mundo a cada rato,
crece a treinta minutos por segundo, paso a paso,
y la naturaleza del dolor, es el dolor dos veces
y la condición del martirio, carnívora, voraz,
es el dolor dos veces (…)
.
De modo no declarado, disimulado, oculto, soterrado se provoca sufrimiento; sin embargo éste crece y se multiplica cotidianamente.
.
Jamás, hombres humanos,
hubo tanto dolor en el pecho, en la solapa, en
                                                        (la cartera)
en el vaso, en la carnicería, en la aritmética! (…)
.
Es el dolor humano evidente, que aflora y recorre de pies a cabeza y cala en el alma.
.
Jamás, señor ministro de salud, fue la salud
tan mortal
y la migraña extrajo tanta frente de la frente!
y el mueble tuvo en su cajón, dolor,
el corazón, en su cajón, dolor, (…)
.
No hay circunstancia que no sea invadida por la desdicha de ser pobre, se mueve y se reproduce porque es consecuencia del poder de unos contra otros como signo de dominación.
.
El dolor nos agarra, hermanos hombres,
por detrás, de perfil,
y nos aloca en los cinemas,
nos clava en los gramófonos,
nos desclava en los lechos, cae perpendicularmente (…)
.
Vallejo en su propósito de hacernos entender con crudeza el sufrimiento, recurre a la personificación y nos dice que el pan (alimento de sobrevivencia de los pobres) es negado en provecho de intereses mezquinos.
.
Y también de resultas
del sufrimiento, estoy triste
hasta la cabeza, y más triste hasta el tobillo,
de ver el pan, crucificado, al nabo,
ensangrentado,
llorando, a la cebolla, (…)
.
En los últimos versos de “Los nueve monstruos”, César Vallejo expresa su agobio, cuestiona con reiteración al ministro de salud (representación del poder estatal), e invoca a todos los que sufren la opresión, a los saben de ella, a iniciar y cumplir la noble tarea de liberar a nuestro pueblo y construir una sociedad diametralmente opuesta a la actual.
.
Cómo, hermanos humanos,
no deciros que ya no puedo y
ya no puedo con tanto cajón,
tanto minuto, tanta
lagartija y tanta
inversión, tanto lejos y tanta sed de sed!
Señor Ministro de Salud: qué hacer?
Ah! Desgraciadamente, hombres humanos,
hay, hermanos, muchísimo que hacer.
                                                                                                        
Jorge Horna
                                                           Lima, 15 de abril de 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger