Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 11 de diciembre de 2017

Sucre: Adiós al Isco de mis recuerdos (II)

El paseito solitario del pasado sábado 12 de noviembre, no terminó en la esquina que une a los barrios del Centro y Minopampa. Se prolongó sin rumbo fijo por el campo, por entre los sauces y pinos del jirón Amazonas. Caminito aquel al que antes cubría la grama y hoy, como lo llaman los ingenieros, es trocha carrozable. Caminé despacio, sin apuro. El sol se escondía, de cuando en cuando, tras ralas y pequeñas nubes.


No era el aire sobre los amplios pastos, ni la trocha carrozable recién construida; sino, principalmente, la pequeña laguna y la casa frente a la loma, las que hacían del Isco un lugar extraño, diferente al que conocí.

Un grupo de shingos o gallinazos, parados sobre la cerca de la casa, abrían sus alas, tranquilos, como si estarían cuidándola.


Regresé por la misma carretera y cuando llegué a la altura de la escuela primaria, ya casi oscurecía. No solo las casas del pueblo están cambiando, pensé. El campo también es otro. ¿Y los shingos, los chacales y las hienas?... Todavía se ríen.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger