Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

sábado, 24 de julio de 2010

Labrar las palabras: Perú

-->
Jorge Horna

Labrar las palabras para elaborar belleza es lo que se denomina Literatura, y  de sus géneros: narrativa, dramática, ensayo y la lírica, definir a esta última resulta complicado. Sólo alcanzamos a conmovernos, a despertar ignotos sentimientos, a ver el mundo y la vida de un modo inesperado, cuando un verso o un poema celebra el amor, desentraña nuestras pasiones, sueños y tribulaciones, colorea el aire, la sutilidad del agua o el canto de los pájaros.


            Muchos poetas también han exaltado con su palabra su ternura al suelo en que nacieron, y lo han hecho indignados y evocando un canto de esperanza y redención, al ver a nuestra patria avasallada por quienes hace centurias detentan el poder.

           César Vallejo, Mariano Melgar, Alejandro Romualdo, Juan Gonzalo Rose, Víctor Mazzi, Leoncio Bueno, Jorge Bacacorzo, Gustavo Valcárcel, Manuel Scorza, Javier Heraud, Washington Delgado… transitaron ese peregrinaje.

            Desde la fractura de nuestra historia con la invasión hispánica, pasando por la frustración de las etapas posteriores, el Perú aún busca un nuevo derrotero. Y los poetas no han sido ajenos a esta realidad y lo testimonian con sus versos. Menciono sólo a algunos y poco difundidos:

            El contumacino (Cajamarca) Mario Florián es su poema Arenga al peruano, de su libro Canto augural, nos exhorta:

No te humilles. Despierta. Elévate, peruano.
Erígete. Ya es hora. Revive tu ejercicio
de amansador de Mundos, de Continentes Bravos,
de Forjador de Imperios sobre los precipicios.
(…)
Vindícate en tu tierra… Porque estás en tu tierra
desde las eternidades… Y tu tierra te adora…
¡Exprésate, peruano! ¡Exprésate de nuevo!
¡Sé heroicidad, destino! ¡Levántate! ¡Ya es hora!

Luego, extractos del poemario Libro de los entuertos de Juan Cristóbal (Lima, 1941), que “eleva su palabra para dotar de dimensión estética al lenguaje popular mediante la eficacia de su elaboración literaria.”

Perú/  país de mi vida/  y de mis sueños//  ¿desde cuándo/  te has convertido/  en una infame/  en una avara/  en una cloaca de tus hijos/  en una lameculos sin remedio?
Nos hicieron esclavos de sus chanchos/  sirvientes de sus perros/  mucamos de su espanto/  lorchos de sus desgraciadas desgracias/  y para llenarse los bolsillos/  y hacernos cachita desde el aire/  (…)  

Jorge Luis Roncal (Lima, 1955) en Canción de la esperanza, poetiza:
Así, nuestros actos, nuestras vidas/   grandes, radiantes/   nuestros cuerpos/   dispuestos  siempre a confundirse/   entre la multitud que hace la historia/   pues no basta contemplar con inquietud esta miseria/   no es suficiente el sentimiento/   la repulsa a los culpables, las canciones de protesta/   si las manos se resisten a luchar (…)  

El ancashino Abdón Dextre Henostroza, nos dice en sus poemas del libro Herido tambor de fuego:

¡Oh Patria mía!,
busco tu rostro para reconocer al fin el mío.
Es mi voz duro clamor de antorchas
hace tiempo encendidas.
(…)
Ay Perú Perú
ay patria de nuestros sueños desgarrados devastados
está cerca la hora  de que remontes tu alto vuelo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger