Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 21 de septiembre de 2015

ENTREVISTA al Ing. Secundino Silva Urquía

Esta es la entrevista que concedió a Chungo y batán el ex candidato a la alcaldía del distrito Sucre (Celendín) rompe su silencio, con interesantes declaraciones y opiniones acerca de hechos, oportunidades y posibilidades de cambio que aún tiene este distrito.

A casi un año del inicio de la actual gestión edil ¿Cómo evalúas sus acciones y cómo avizoras el futuro de Sucre?
Primero, el alcalde debió dar cuenta qué hizo en los cien primeros días de gestión; y segundo, hace tiempo debió dar a conocer los principales proyectos que plantea ejecutar durante su período. El tiempo pasa…

Lo que plantea hacer esta en su plan de gobierno, que respaldó la mayoría…
Ese documento puede ser cualquier cosa menos un plan de gobierno. Como Wilson no conoce la realidad de Sucre, no hace un diagnóstico serio y propone cosas absurdas. Sabemos que él resume su plan de progreso para nuestro pueblo, a convertir en empresarios a los campesinos; incluso, para ser criadores de cabras y ovejas. Eso dice, que lo lea quien no lo cree; esta en la página web del Jurado Nacional de Elecciones.
A la fecha no ha constituido ninguna empresa, pese a que eso se hace en cuestión de días.
Lo que debe hacer es convocar a dirigentes y autoridades de la ciudad y anexos, tomar nota de sus necesidades; y al menos esbozar un plan de desarrollo integral para el distrito. Ideas se les ha dado y se les da.

¿Y por qué crees que no lo toman en cuenta?
Porque recibir ideas y consejos no basta. Se las tiene que convertir en perfiles técnicos y proyectos, sobre la base de cumplir con requisitos técnicos y administrativos. Solo así se consigue proyectos financiados, para después ser obras ejecutables. Si no hay esto; con seguridad hay: mezquindad, dejadez, incapacidad, falta de cariño a Sucre, etc.

¿No crees que aún hay tiempo para que esta gestión actúe y muestre resultados?
Tiempo hay, pero esperanza no; y lo digo porque Acción Popular es un partido caduco, de derecha. Antes ya gobernó Sucre en más de dos oportunidades y lo hizo mal. En una de esas, se agravaron los problemas del distrito: la ciudad capital se aisló más de sus centros poblados y caseríos, y algunos de éstos empezaron a querer pertenecer a La Encañada. Como consecuencia, Sucre entero no funciona como distrito y su ciudad capital parece caserío del distrito de Celendín. Esto se tiene que empezar a solucionar. Y no veo ninguna acción en esa dirección.
Además, AP, tuvo regidores, uno en la gestión anterior, Elvis Rojas. Él pasó cuatro años denunciando a la gestión de Fernando Chávez, sin lograr absolutamente nada… Él mismo, fue el principal promotor de la guerra sucia en la anterior campaña electoral y coautor de pasquines difamatorios; con los que chocaron hasta con nuestros hijos. Y el alcalde, sabiéndolo todo, premió a este elemento disociador y lo puso de administrador.
Por lógica, nada positivo podemos esperar de gente negativa. Esta gestión nace de la conjunción de un escandaloso fraude electoral, participación masiva de electores golondrinos y “guerra” sucia. Consumado el fraude, son gobierno;  y a la fecha solo han hecho repartija de cargos, pero peleándose entre ellos. Los problemas del distrito no les importan, quizás porque algunos no son sucreños.

Quien no te conoce bien y lea tu crítica, puede decir que no asimilaste la derrota electoral, que estas “respirando por la herida”
Esa “cultura” no va conmigo. No concibo derrotas, porque al mirar la vida con optimismo, sé que mis actos siempre generarán consecuencias positivas. No mantengo heridas abiertas, porque estoy con el Dalai Lama cuando dice: “En ocasiones, el NO obtener lo que se quiere puede ser un golpe de suerte extraordinario”. A mí me va muy bien, he tenido varios golpes extraordinarios de buena suerte a nivel profesional y familiar, después de las últimas elecciones. Pero como sucreño, me duele que nuestro terruño siga recibiendo golpes de más decepción y frustración.

¿Qué detalles hubo del fraude, por qué no lo denunciaste en su momento y por qué no impugnaste el proceso electoral?
Primero: Cuarentaicinco electores, que querían marcar “el sombrero”, no hallaron este símbolo en su cédula. En todas las actas de escrutinio NO estaba el nombre del FRENTE REGIONAL ni su símbolo “el sombrero”. ¿Son necesarias más pruebas de un fraude? Esto que es escandaloso no lo vio la ONPE. La ONPE no controló nada y toleró todo lo irregular; a saber: AP tenía más de dos personeros por cada mesa, que hasta en las colas hacían proganda; algunos “vivos” votaron más de una vez con DNIs. de ciudadanos ausentes, de ancianos enfermos y ya inconscientes; etc. Alguien dijo que solo les faltó pretender levantar a sus muertos para que voten por su candidato.
Segundo: No denuncié el fraude, porque Acción Popular, el MAS y Diálogo Social, los tres grupos políticos más votados, tenían al menos doscientos votantes golondrinos cada uno. Por esto, el candidato del MAS (bandera); y el de Diálogo Social (caño), estaban desesperados. Uno de ellos me llamó para rogarme que firme la impugnación del proceso. Y consideré ético no firmar, ni caminar con esa gente impresentable.
Tercero: Decidí no impugnar el proceso, porque nada garantizaba que el JNE falle contra el fraude; y en hipotéticas nuevas elecciones, era imposible competir con la indecencia y mañosería de estos politiqueros golondrineros.
Al final opté por una especie de “cura de silencio”. La prensa de Celendín me buscó para entrevistarme, pero no declaré nada hasta hoy; y con ésta entrevista para “Chungo y Batán” y “Fuscán”, recién rompo ese silencio.

¿Ante la encrucijada, creíste que Wilson Zavaleta era el mal menor para Sucre?
Yo no creía ni creo en Wilson Zavaleta por los factores que ya expliqué. Como muchos sucreños quiero que haga una buena gestión; pero los buenos deseos de unos no evitan fracasos de otros. Y si me hablas de magnitud del mal; claro, Wilson era preferible a que el mal se llame Porfirio Bazán. Porque este personaje, antier “chacano”, ayer del MAS, y mañana qué será? no sabe hacer ni un plan de gobierno y quiere ser alcalde. Es el mismo que plagió para Sucre, el plan de gobierno del distrito de José Gálvez; sin duda con él en la alcaldía el desastre sería mucho mayor.

El fraude hizo noticia y lo comentó la prensa. Entre la gente corrió el rumor de que callaste por otras razones…
Sí se me informó que gente malintencionada del “grupo ganador” (AP) y de los dos siguientes “más votados” (MAS y DS); hicieron correr en el distrito un rumor en el sentido de que “no impugné las elecciones fraudulentas, porque desde AP se me había sobornado con 25 mil nuevos soles; o algo así”. Sin duda, con ese rumor subjetivo y perverso pretendían descalificarme políticamente. Yo lo rechazo de manera categórica y contundente. Me he formado con valores y principios y éstos no tienen precio. Además, nunca dejaré de pensar ni de hablar por nuestro pueblo.

¿Qué hacer contra la participación de los electores golondrinos?
Que en lo sucesivo, el pueblo organizado en rondas urbanas y campesinas controle el proceso electoral; porque instituciones del estado como la ONPE, son corruptibles. Que se vigile con padrones en mano a los inescrupulosos que postulan a ser autoridades; y traen gente foránea como ellos al distrito, a que decidan en las urnas el futuro de los verdaderos sucreños. Eso no lo debemos permitir, las consecuencias siempre serán funestas.

Algunos pensaron que si con la gestión de Wilson Zavaleta, Sucre no revierte su crítica situación, no lo hará con nadie…
Es que algunos de sus seguidores, por conveniencia, sobredimensionaron su imagen y lo marquetearon como: “el mejor y más capaz”, “el salvador de Sucre”, etc. Él ya había cumplido su ciclo laboral en un cargo de confianza que le asignó AP, el partido en el que milita, cuando fue gobierno. Para ser alcalde de un distrito como Sucre, ya le faltan aptitudes. Y no existen salvadores de pueblos.
Los ciudadanos debemos aprender a evaluar a quienes postulan para ser autoridades, desde varias aristas y elegir bien; tenemos que votar pensando en el distrito y su futuro, sin conveniencias personales ni de grupo. Y si no enseñamos y aprendemos eso; seguiremos votando por el amigo o familiar, aunque sea mediocre; por el mentiroso que infla sus méritos académicos; por el que promete falsedades, ofrece trabajo y hace regalos costosos; y/o por el que firma actas de compromisos por doquier, a sabiendas que no va a cumplirlos.
Los pueblos tienen que organizarse y ser protagonistas en la construcción de su futuro.

¿Crees  que Wilson Zavaleta mintió y miente a los sucreños?
La forma de ser y problemas personales de quienes son autoridades de un pueblo no interesan, siempre que no afecten sus intereses colectivos. Y si me pides precisar, parafraseo a Manuel Gonzales Prada, quién dijo: “rompamos con el pacto infame de hablar a media voz”.  De Wilson Zavaleta, supuesto hombre solvente, salió su nombre en INFOCOR, una semana antes de las elecciones, por retraso en el pago de sus deudas a bancos, por un monto cercano a los cien mil nuevos soles. Y el hombre promocionado como económicamente solvente; y que “si ganaba no iba a cobrar sueldo de alcalde y que lo regalaría a los pobres…, etc.”, mentía por todos sus poros. La verdad es que no puede cobrar tal sueldo, porque él es pensionista y la ley le prohíbe cobrar más de un sueldo del estado.
Es claro que sigue mintiendo, porque hasta ahora no hizo nada de lo que prometió; y ya dijo que las actas de compromisos que firmó con algunas autoridades y dirigentes de algunos caseríos, “no se van a cumplir, porque una cosa es la campaña y otra la realidad” (sic); o sea, mismo Ollanta Humala.

Has cuestionado a la actual gestión, y a su titular ¿Qué hubieses hecho tú si ganabas las elecciones?
No solo es asunto de cuestionar; las personas pasan y los pueblos quedan. Mucho de lo que hoy digo, lo advertí y cuestioné desde las campañas electorales y algunos sucreños no lo quisieron aceptar. Ante evidencias y carencias de argumentos para refutarme, quienes hoy gobiernan mal, dijeron que yo atacaba con irrespeto al “viejito”, como ellos mismos llaman al actual alcalde.
Al margen de quién gane y gobierne, gran parte de lo que se debe hacer por Sucre esta en nuestro plan de gobierno.

Entonces: ¿Qué debe hacer esta gestión para enmendar rumbos?
Primero, que construyan gobernabilidad: la gente debe tener confianza en el gobierno local. A empleados soberbios que no tratan bien a la gente, que los saquen de inmediato.
Segundo, que hagan auditoria al menos a la gestión anterior, pero que lo hagan bien.
En este sentido, que revisen la liquidación de la obra: “Plaza de armas y escaleras de Sucre”. Hay indicios de que ésa obra podría estar sobrevalorada. Hace tiempo sugerí esto, y el entonces “regidor de oposición”, dijo que era muy difícil acceder a los documentos; pues ahora son gobierno y los tienen a la mano.
Que revisen lo que la municipalidad distrital aportó para la construcción del cementerio de La Quinuilla. Este caserío hace sus obras por autogestión, con su propio dinero y algunos aportes externos. Los dirigentes afirman que la gestión de Fernando Chávez, apoyó solo con dieciocho mil nuevos soles; sin embargo hubo versiones oficiales de que habría un expediente técnico con un presupuesto cercano a los cien mil nuevos soles, aprobado como si el municipio hubiese financiado toda la obra. Si ésto es cierto, allí hay robo.
Otro asunto que llama la atención es la desinformación total a la población, incluso a los ex regidores y dirigentes de las JAS, con relación a la licencia de obra del proyecto “La Quesera”. El distrito, por ley, debió percibir un abultado ingreso por el ese concepto y de este proyecto millonario.
Tercero, que empiecen a trabajar en los proyectos que el distrito requiere.

Pero… Tú trabajaste en el proyecto La Quesera…
Cierto, y sé a dónde quieres llegar. Revisar documentación administrativa era y es facultad de la Municipalidad Distrital de Sucre. Yo trabajé para el consorcio ejecutor de la obra, y los ingenieros en el campo manejamos fundamentalmente planos y documentación técnica. Cuando pregunté por la licencia de obra, desde mi empleadora, se me dijo que no me preocupara por ese requisito, que nadie de la Municipalidad Distrital de Sucre iba a molestar por eso... En efecto, desde noviembre del 2013 y hasta el septiembre del 2014 en que me retiré, nadie objetó nada. Los ingenieros a cargo de la ejecución del proyecto, necesitábamos avanzar; Celendín sufría por escasez de agua, te consta que lo hemos vivido. Pero nada impedía que el pago por la licencia de obra se cumpla, siempre que lo hubieran exigido. Este proyecto millonario se ejecutó en un 90% en la jurisdicción de nuestro distrito; y si no han cobrado por la licencia de obra hay responsables. Que investiguen quién o quiénes exoneraron a la propietaria de la obra (Municipalidad Provincial de Celendín) de este requisito; o que muestren el convenio de exoneración, si lo hay.

Si quieren marcar la diferencia, tienen mucho que hacer. Finalmente, resume lo se debe hacer para que Sucre retome su camino de progreso.
En las dos campañas electorales que he participado, por dónde iba, la gente me decía: “ingeniero queremos agua y carreteras, el resto es cuenta de nosotros”. Sin entender de proyectos de ingeniería, la gente sabe lo que necesita para trabajar y progresar. Por allí esta la salida: hacer nuevas trochas de conexión entre caseríos, mejorar los caminos ancestrales de herradura y hacerlos confluir en la carretera de integración sucrense. Tenemos cientos de hectáreas en la campiña sucrense, en San Juan de Tincat y en Sumbatillo, en cada una de estas se tiene que proyectar obras hidráulicas para represar el agua y tecnificar su manejo. Solo con riego tecnificado renacerá la agricultura; habrá mejores pasturas, más leche, mejor ganado y más ingresos. Resueltas estas cuestiones básicas, todo lo demás sería más viable. 

Nota: La entrevista será publicada en el próximo número de la revista Fuscan

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger