Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 16 de diciembre de 2011

Opinión libre: RESISTENCIA A CONGA. COMPORTAMIENTO DE LOS LÍDERES


Por: Ing. CIP Secundino Silva Urquía (*)


Muchos celendinos y cajamarquinos residentes en Lima, quizás no en número ni magnitud ideales, hacemos algo por la lucha de nuestro pueblo, incluso desde antes que nuestros coterráneos iniciaran la histórica lucha en defensa de las lagunas (agua), del medio ambiente y la vida. Con limitaciones y factores en contra, que no vienen al caso describir, Lima parece ser la única ciudad capital de región, en la que fue posible articular un importante movimiento de solidaridad con la lucha del pueblo Cajamarquino y de rechazo al proyecto Conga; que además, contribuye a sensibilizar la población y posicionar el conflicto en la opinión pública nacional e internacional, ya que la prensa parcializada no difunde las luchas del pueblo, sino más bien, convenidamente, las tergiversa. Y todo esto se está logrando gracias al trabajo en equipo de muchos colectivos sociales, culturales y políticos; de agrupaciones de mujeres, de jóvenes estudiantes, artistas, etc. El accionar del Comité de Apoyo a Celendín Cajamarca, sin estar exento de amedrentamiento y represión policial, es muy bien acogido y considerado por estos grupos humanos. Justamente ayer jueves 15 de diciembre, en horas de la noche, se llevó a cabo un concurrido pasacalle o movilización cultural desde el Campo de Marte hasta la plaza San Martín, donde se nos dio prioridad para decir nuestra palabra, y a puertas del levantamiento del estado de emergencia agradecimos los gestos y muestras de solidaridad, y dijimos que confiábamos en que nuestros dirigentes no iban a sentarse a negociar “con las pistolas del gobierno apuntándoles en la sien”. 


Con la colaboración de muchos voluntarios, se logra dar entrevistas a medios periodísticos nacionales e internacionales; otros recogen nuestras preocupaciones y reproducen nuestras opiniones. Los jóvenes ayudan con intensa actividad difusora a través de las redes sociales. Todo esto, nos anima a asumir la tarea de la RESISTENCIA, sin poses ni figuraciones. El último pronunciamiento del Consejo Nacional del Colegio de Ingenieros del Perú, de cuya orden me honro ser miembro; y los pronunciamientos de varias personalidades o colectivos sociales de Norteamérica y Europa, etc., confirman que el rechazo de la opinión pública nacional e internacional, al accionar de Yanacocha SRL y su pretensión de destruir el potencial hídrico en Conga, está en aumento.

Hechos como los comentados anteriormente, deben tomarse como alentadores a la lucha de resistencia pacífica del pueblo cajamarquino, porque ésta aún no ha terminado. Por tanto, creemos que en esta etapa posterior al levantamiento del estado de emergencia y apertura de las negociaciones, requerimos la unidad más sólida del pueblo; así como de mayor serenidad y ponderación en los dirigentes y líderes de opinión. De lo contrario, Yanacocha SRL. Sus operadores mediáticos y émulos del Felipillo de la decadencia incaica, se aprovecharán de esto para desperdigar. Ellos tienen ya más de dieciocho años en Cajamarca, no solo depredando, contaminando, matando y extrayendo de mala manera nuestros recursos no renovables; sino también, sembrando y atizando factores de división en familias, organizaciones y pueblos: ambición por el dinero, al que presentan fácil de obtener, el apego a los bienes materiales, la envidia, el egoísmo, la mezquindad; y demás rémoras al desarrollo humano.

También consideramos que no es positivo el enfoque chauvinista de los acontecimientos sociales y políticos. La lucha por una o más causas nobles de los pueblos nunca tiene un solo lugar para las acciones u operaciones, tampoco, un solo puesto de combate; menos aún, en una época como esta, de migraciones o inmigraciones diversas, desarrollo tecnológico y progreso acelerado en el campo de las comunicaciones. Tampoco es buena la asignación de apodos a las personas, o de estereotipos a los grupos humanos. Por esto, existimos quienes no nos consideramos shilicos ni cajachos, sino como es correcto: celendinos y cajamarquinos, respectiva o conjuntamente. En este sentido, asumamos con complacencia, que la lucha de los cajamarquinos, en defensa del agua, del medio ambiente y la vida; ya no es solo una causa local o regional, sino nacional y mundial.

De otro lado, consideramos que aún no ha llegado el momento para que los dirigentes populares o líderes de opinión, hagan apreciaciones o juzgamientos acerca de las vicisitudes de la lucha del pueblo. RESISTAMOS también a la tentación de sacar a la luz divergencias, discrepancias o controversias. Si existen presiones o amenazas en contra de la libertad de expresión u otras, hay que tener el valor de denunciar las motivaciones y sus autores, justamente ante esa opinión pública crecientemente favorable a nuestra causa.

Finalmente, decimos que sería ideal que nuestros dirigentes y autoridades, no solo exijan que Yanacocha SRL retire sus maquinarias de Conga; que se practique el peritaje internacional serio, especializado e independiente, al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto Conga; que serviría para ratificar, con mayor contundencia, las observaciones hechas por el Ministerio del Ambiente, y convencer a los aún incrédulos, de que ¡CONGA NO VA!; asimismo, una auditoría a los más de dieciocho años de actividades extractivas de Yanacocha SRL en Cajamarca, cuantificando daños y pasivos ambientales, y valorizándolos para que  sean resarcidos económicamente por esta empresa probadamente irresponsable.

(*) El Ing. Secundino Silva Urquía es Presidente del Comité de Apoyo a Celendín Cajamarca, y fue elegido el 19 de noviembre 2011 en presencia del señor Milton Sánchez, Presidente de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC). NdlR.

1 comentarios:

Constante Vigil dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, amigo Secundino. El esfuerzo de los celendinos residentes en Lima debe valorarse en su justa medida, porque en Lima hay de todo: desde felipillos interesados en que la minera se apodere de Celendín y satisfaga sus apetitos personales, sin importar el precio que se tenga que pagar en materia de daño ambiental y contaminación; también hay indiferentes que creen que viven cómodos en Lima y no tienen que preocuparse de los problemas de Celendín y los que de veras lo llevamos grabado en el corazón y nos sensibilizamos de la problemática y de algún modo, de acuerdo a nuestras posibilidades los hacemos nuestros y participamos en las luchas. Fatalmente no podemos poner el pecho ni dar la cara como lo hacen los que viven en la santa tierra. Pero estoy convencido como Bolívar de que otro día de gloria coronará sus esfuerzos. FUERA YANACOCHA DE CELENDIN...CONGA NO VA, NO VA, NO VA...!
Charro.

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger