Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

domingo, 31 de octubre de 2010

Opinión libre: ¿Preguntas sin respuestas?

Por Isidoro de la Pampa Ysaúco
.
Como siempre lo hemos dicho, un buen alcalde debe estar preparado para asumir una serie de cambios en todos los aspectos de la vida social; de igual manera lo debe estar para asumir desafíos que siempre se presentan, mucho más en una realidad como la que actualmente enfrenta nuestro pueblo. Una buena formación política, madurez ideológica, solvencia moral y ética –hoy más que nunca– deberían formar parte de la personalidad de nuestra primera autoridad.
Sucre, Foto cortesía Elmer Castillo
Todos sabemos que esto no sucede en el caso del virtual alcalde sucrense. Al señor Fernando Chávez no le acompañan estas cualidades, y nuestra preocupación se agudiza más con la experiencia de la nefasta gestión de Rómulo Machuca quien no respeto nada ni a nadie.
Cuando preguntamos a don Wilson Zavaleta, en las  elecciones del 2006, sobre la falta de capacidad y calidad moral del señor Machuca para ejercer el cargo de alcalde, nos manifestó que “debería urgente recibir cursos de administración empresarial”
A nuestro parecer no sólo basta tener una visión amplia de las diferentes ramas del conocimiento ni ser un buen empresario para tener éxito en la gestión pública. La mentalidad del elector es diferente a la de un trabajador de una empresa. Los electores forman parte del pueblo, no son trabajadores de una empresa.
Solucionar los problemas de una empresa mediante la gestión empresarial es muy diferente a solucionar los problemas de una localidad, de una región o de un país; para ello es necesario saber de gestión pública y, principalmente, tener cultura empresarial, es decir la suma de valores humanos, tanto morales como éticos, esto quiere decir, tener un modo de proceder como un buen ser humano en su integridad.
El desconocimiento, por no decir otra cosa –del que somos culpables todos–, ha hecho que se deje a un lado a dos excelentes opciones para dirigir nuestra comuna, el señor Secundino Silva Urquía y don Wilson Zavaleta Pérez, quienes, pese a sus diferencias políticas, tienen las características antes referidas para ejercer el cargo de alcalde.
Pero, como reza el dicho, “De nada sirve llorar sobre la leche derramada”. El alcalde electo por “mayor” cantidad de votos es Fernando Chávez, aunque la diferencia con el candidato que quedó en segundo lugar sea mínima y comparando la cantidad de votos con el resto de electores que optaron por otras listas más los votos nulos y blancos, el resultado nos diga que la mayoría de sucrenses no está de acuerdo con que el alcalde elegido sea el que representa al Movimiento Regional Fuerza Social Cajamarca.
La pregunta que viene a cuento es: ¿Cuál es la responsabilidad moral de los líderes que representaron a las diferentes listas de agrupaciones políticas ante esta repetida coyuntura? ¿Deberían esperar como hicieron ante los anteriores gobiernos –mucho más ante el de Rómulo Machuca–, las elecciones del 2014 para exigir que el alcalde, a quien todos conocemos, trabaje en forma eficaz y transparente? ¿En qué situación se encuentra la tan prometedora reunión que tuvieron un grupo de profesionales y empresarios exitosos que dijeron se organizaban para defender al pueblo de las malas autoridades y de todo lo que atente contra Sucre?
La actividad minera, por ejemplo, con su comprobada y todopoderosa mano corruptora, ya ha ingresado a nuestro distrito para chupar su sangre. ¿Estaremos o estamos preparados los sucrenses para defender y detener el desastre que se viene? ¿Otra vez será el pueblo el convidado de piedra en la toma de decisiones acerca de su futuro y bienestar?
Por nuestra parte no nos quedaremos callados y como primer acto exigimos al nuevo burgomaestre sucrense que ordene una auditoría total. Sabemos que se vienen nuevas y más cruentas luchas. Allí estaremos, como siempre.
Sucre 31 de octubre del 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razon estimado Isidoro,creo que ya es hora de actuar por la mejora de nuestro pueblo de Sucre, y que todo esto no quede tan solo en escritos y palabras,nesecitamos gente comprometida con su pueblo y com los cojones bien puestos, que lo demuestren para parar con toda esta lacra y poder recuperar nuestra dignidad.. nos es posible que nos dejemos pisotear en nuestra propia casa hay muchas cosas que estan pasando en el Distrito, tal como mecionas la mineria informal, la corrupción de nuestras autoridas, la mala edución, etc... hay que hacer halgo pero ya!!!!!

Chungo y batán dijo...

Muy cierto. Isidoro tiene razón. ¿Con qué cara podríamos presentarnos, los que vivimos fuera, en nuestro pueblo si dejamos que hagan lo que se les da la gana los gobernantes y otros oportunistas? ¿Qué podrían escribir los que gustan de las letras si no defienden al pueblo? Ninguna canción, ningún poema, ¡NADA vale de lo que digas!, si no es congruente con tu manera de actuar.

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger