Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

miércoles, 14 de julio de 2010

Opinión libre: EL CAMBIO DE MENTALIDAD


Artículo de despedida 
Escribe: Secundino Silva Urquía.
 Al mencionar o leer el  término “mentalidad”, lo relacionaremos automáticamente con “mente”, “cerebro” o “manera de pensar”.
MENTE, CEREBRO Y MENTALIDAD:
 ¿Qué es la mente? ¿En qué parte de nuestro cuerpo se encuentra? Si hacemos estas preguntas a quienes estudian y enseñan sobre la mente, recibiremos muchas respuestas. El Cristianismo nos dice que la mente es una manifestación de Dios. Los Psicólogos nos dicen que la mente es la parte psíquica del hombre. Otros nos dicen que es parte del alma, etc.
 Mente, es el nombre que se le da a las actividades de las células del cerebro. Por lo tanto, la mente no es un órgano; o sea, no es parte física. La mente humana (funcionalidad de las células del cerebro) está dividida en varias partes, y entre las que más se ha estudiado están la mente consciente y la mente subconsciente.
¿Cómo la persona crea y opera su mente?
La persona recibe impresiones de su alrededor a través de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y el tacto). Cuando decide aceptar una idea, un pensamiento, o una nueva imagen, está creando nuevas conexiones en sus células cerebrales que antes no existían.
Se dice que en el cerebro hay millones de células (neuronas) sin contenido alguno, esperando ser utilizadas. Como solo utilizamos menos de un 10% de nuestra capacidad cerebral; en la adultez, las neuronas mueren por miles o millones, sin que esto implique la muerte cerebral. La mente y el cerebro de una persona evolucionan y se forman a través de los años, de acuerdo a los conceptos y a las ideas con los que decide asociarse o identificarse. La persona o el individuo crean a su mente diariamente.
Lo que se tiene en la Mente está creando Vida.
A través del poder de la mente, se tiene la capacidad de aceptar o rechazar, con libre albedrío, cualquier idea o imagen que se reciba del medio; al gravarlas en la mente subconsciente se convirtieren más tarde en programas, o hábitos que controlan las decisiones tomadas, los logros alcanzados, y hasta el estilo de vida.
Si se quiere cambiar malos hábitos y mejorar resultados en la vida, entonces es obvio que se tiene que cambiar la manera de pensar y para lograrlo, se debe cambiar la actividad de las células del cerebro: Debe cambiar la mente o mentalidad.
Una persona está haciendo a su mente y ésta está haciendo a ella. Así se crea la realidad actual de cada individuo.
El término mentalidad” es equivalente a “mente”, solo que su uso es más social y es por eso que  la Real Academia española de la Lengua lo define como “Cultura y modo de pensar que caracteriza a una persona, a un pueblo, a una generación”.
¿CÓMO CAMBIAR DE MENTALIDAD?
Una de las claves del éxito personal es la actitud positiva con la cual las personas enfrentan las diferentes situaciones difíciles en la vida.  Debemos actuar con serenidad y paciencia frente a las dificultades. Las limitaciones también son buenas, porque nos disciplinan y enseñan a trabajar con nuestros propios medios o recursos.
En muchos de los pueblos del Perú, subsiste una especie de mentalidad negativa en la población. Esta aún convive con algunos malos hábitos y vicios, que a lo largo de décadas se han hecho parte de su cultura y; que en parte explica, las razones de su atraso o desfase con la modernidad: La envidia, el egoísmo, el individualismo, la mezquindad; el alcoholismo, etc. Una de las tareas fundamentales del sistema educativo, debe ser desterrar para siempre de nuestro cerebro y conducta, a éstos y otros lastres del desarrollo humano.
Lamentablemente, la educación que nuestra niñez y juventud  reciben no cumple con los objetivos de condicionarlos a ver la vida con una actitud positiva, de conveniente autoestima. El crecimiento personal verdadero, solo viene cuando el individuo está preparándose para  enfrentar a los desafíos de la vida y logra superarlos con éxito.
El hábito de la lectura propicia la adquisición de conocimientos y éstos facilitan el cambio de nuestra mentalidad. El éxito se alcanza teniendo hábitos y pensamiento positivos.
Cree en cosas positivas: día a día piensa en cosas positivas. Si se vienen pensamientos negativos ANÙLALOS y reemplázalos por positivos, recuerda que lo positivo es mucho más fuerte que lo negativo.
Una actitud positiva atrae personas, mientras que la negativa las repele. La gente tiende a alejarse de quienes lleven una actitud negativa.
Agradece: la gratitud transforma enormemente si se utiliza con regularidad, atrayendo más de lo bueno. Entre más agradecemos lo que tenemos en el día a día, mas fácil vibramos en gratitud y permitimos que el universo te envíe más “milagros”.
Se feliz: siendo feliz desde el alma, el entorno o exterior comienza a acoplarse a tu energía interna.
Siempre busca la manera de ver lo positivo y ser feliz de cualquier forma y vuélvelo un hábito.
Permanecer con pensamientos de tristeza, rencor o enfado por demasiado tiempo no es saludable. No perdemos nada adoptando una actitud saludable y positiva. Por el contrario, está probado científicamente que tal actitud retarda el envejecimiento. Lo hace más saludable y le ayuda a desarrollar un mejor mecanismo contra del estrés.
En resumen: ¡VIVAMOS POSITIVAMENTE! Si no lo hemos hecho, empecemos ahora mismo.

1 comentarios:

César Marín Benavides. dijo...

A veces me pregunto, si es que Secundino no se habrá equivocado de profesión. Lo cierto y seguro es que no, porque se sabe que ejerce su profesión exitosamente.

Sin embargo, es admirable su cultura diversa y digna de de agradecimiento, su preocupación porque sus paisanos y quienes lo leemos adoptemos una mentalidad proclive al cambio. A mi me ha convencido y cambiaré de mentalidad.

Lo menos que que debe hacer el pueblo sucrense es elegirlo como su Alcalde éste 03 de octubre. Yo lamento no poder votar por él, pero le expreso mis ddeseos que gane y mi apoyo moral de paisano.

Atentamente.

César Marín Benavides.
DNI. 10028942

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger