Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

sábado, 18 de febrero de 2017

Los guachimanes del neoliberalismo LOS TRUMP LATINOAMERICANOS



LA pregunta es sustantiva: ¿Trump solo es hijo de su mamá y de su papá o también, y fundamentalmente, hijo del sistema: del dios mercado, de la ideología excluyente, racista y xenófoba?. La respuesta no se hace esperar: Trump es criatura ad hoc del sistema.


Tampoco es impropia la pregunta en relación a los gobernantes latinoamericanos. Desde luego salvando las diferencias. Estados Unidos es la primera potencia económica y militar, y su presidente especie de gerente general del mundo; en tanto los países nuestros son tercermundistas y sus presidentes apenas guachimanes de la globalización. Sin embargo tanto aquél como éstos tienen el mismo ADN ideológico. Tiene como suya la racionalidad neoliberal, la lógica corrosiva que solo le interesa el cálculo y la rentabilidad; no la persona; pero sí su potencial trabajo.

Entonces, igual que Trump, los presidentes latinoamericanos hacen suya la xenofobia y el racismo. Unos, a viva voz y con el sol en plomada; otros, callando vergonzosamente. Así el presidente de México, Peña Nieto, viene expulsando (paralelamente a la expulsión de los mexicanos por parte de Trump) a miles de inmigrantes guatemaltecos. El año pasado expulsó 147 mil, y en enero del presente año 48 mil (Fuente: Secretaría de Gobierno de México. El País). Como dicen los dirigentes guatemaltecos: “La valla que más tememos no es la de Trump sino la mexicana. El gobierno está haciendo el trabajo sucio de Estados Unidos, y lo está cumpliendo a la perfección”.

Igual política felona ejecuta el presidente de la Argentina, Mauricio Macri, quien acaba de promulgar un decreto ordenando la expulsión de extranjeros. Los más afectados son los bolivianos, y seguro que luego serán los peruanos y paraguayos. Política que soslaya su propia Constitución que en el preámbulo dice que todos los hombres del mundo que quieren habitar en su suelo serán bienvenidos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hace una semana, hizo un llamado: “Hermanos presidentes latinoamericanos, seamos patria grande, no sigamos políticas migratorias del Norte. Juntos con nuestra soberanía y dignidad”. La respuesta fue un silencio absoluto. Silencio cómplice y carroñero.

¡Qué duda cabe!, los Trump latinoamericanos son el Trump del imperio del Norte. Pura miasma, para mayor identificación. (Hasta el próximo domingo, amigo lector).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger