Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 10 de junio de 2016

Publicaciones: "Secreto de Estado", por Rodolfo Ybarra

La opinión pública gana las guerras, y los periodistas tienen que ocuparse de que ganemos la guerra, como hacen los militares.

General Dwight Eisenhower.

Cuando se cae un avión, la CVR (Cabinet Voice Register) no siempre graba todas las voces de auxilio, muchos de estos gritos o llantos desesperados se pierden en el éter.

[Audio de presentación ininteligible]

Qué podía hacer yo si eso, a lo que ustedes llaman "barbaridades" y actos de " Lesa humanidad", eran las órdenes y directivas que se mandaban hacer desde la capital? Ninguna acción de nuestro comando fue un invento nuestro o algo que se nos hubiera ocurrido a último momento ejecutar o siquiera un impulso, una mala reacción. Sí, claro, en el campo de batalla uno se acomoda pecho tierra y tiene que defenderse con lo que y haya en la mano, balas, granadas o machetazos, todo vale en la guerra. Con decirle que muchos atentados con "coches bomba" lo realizamos nosotros y el mismo Presidente nos mandó a volar comisarías, torres de alta tensión y ministerios públicos (como el de Economía, usted qué se va a acordar? Fue el 88). Y todo con el fin de "agudizar contradicciones", embarrar al enemigo y ganarse a la población civil para emprender la razia en la sierra y aplastar de una vez a todos esos organismos de derechos humanos y gente loca o confundida que, queriendo defender la vida humana, terminaban defendiendo terroristas.

(...)

Página 11 del libro.

Contracaratula

La guerra interna ha producido una valiosa literatura testimonial, cientos de textos que han merecido la atención de la critica especializada y un país que ha vivido -y vive- de espaldas a su propia historia. Por eso, quizás, que la polémica Comisión de la Verdad y la Reconciliación siga siendo cuestionada por ambos contendores (Estado- subversión) y que aún, cada cierto tiempo, continúen apareciendo cadáveres no sólo en las zonas de conflicto, cerca a las universidades o en los cuarteles militares.

En este contexto de "polarización permanente", expresión de la desigualdad social, de la crisis moral-político-social-económica y del fracaso de una "clase dirigente" bastardeada -que ha convertido en "héroes" a criminales uniformados-, el material "develado" en este libro puede herir la susceptibilidad del lector o la lógica cartesiana del establishment o del mainstream político, pero antes que nada debe llevarnos al cuestionamiento y a la revisión de la historia oficial escrita a partir del testimonio de los vencedores.

De este modo y en una vuelta de tuerca, Ybarra, con descollante maestría y dominio temático, logra diseñar un escenario donde realidad y ficcionalidad se funden en la escabrosa y sorprendente entrevista a un militar, quien ha sido partícipe y testigo de excepción en la guerra interna los últimos 30 años. Así, vía una diacronía en primera persona, el autor logra filtrar una información valiosa que debería ser tomada en cuenta por todo aquel que intente reconstruir un tiempo que sigue siendo turbio y doloroso en la memoria colectiva de los peruanos.
A pesar de su componente político, este Secreto de Estado no deja de ser literatura.


Rodolfo Ybarra.- Estudió diversas disciplinas entre las matemáticas y las comunicaciones. Ha publicado los poemarios La túnika de Ankou (edición del Autor, 1989), Sinfonía del ksos (Ediciones Humo bajo el agua, 1993), Vómitos (Editorial Mantaro, 1999), Por la boca, muertos (Editorial Duodeno, 2002), Ruptura de Heje (Editorial Caparazón, 2006), Construcción del Minotauro (E.Z. 2006), El Estereoscopio 500 (El Lampareto Alucinado, 2010), etc. En el plano teórico, ha publicado Las armas del escritor (Mastodonte editores, 2000). En novela, Matagente: Manual para cometer un crimen (Temática Editores, 2012). En vídeo, ha registrado La decadencia de Lima (1998), Omnívoro (2007), Retrovisor (2008), etc. (...) Ha sido tres veces finalista en las bienales de Poesía "Premio Copé" y el premio de Poesía del Instituto Peruano-Japonés "José Watanabe". Ha ganado el Premio Nacional de Poesía 500 VL organizado por la Municipalidad de Lima con el libro Carne Humana. (...)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger