Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

domingo, 17 de agosto de 2014

Literatura: Sin noche del tiempo

No hace mucho que José Luis Aliaga, ofreció un banquete visperal con cuentos como primero, relatos como segundo y anécdotas de postre, iluminando ala narrativa de su suelo natal, Sucre, y de la provincia celendina, integrándose así ala que se da en otras voces de la década reciente. Su libro "Grama Arisca", como que alude a ese terco pasto natural y, a la vez, al carácter tesonero de un pueblo que se yergue sobre cuanto imponderable se le cruce.

En ese universo, qué loable volver los ojos a lo nuestro con su idiosincrasia y sus contradicciones. Así, marca la experiencia en que vibran los personajes que el autor mayormente no los crea, sino los rescata y sublima de sus trasfondos, añadiendo la cuota de sí mismo, con toques de humor o de alguna brecha luctuosa que a veces desembocan en lo que vitalmente realza... José Luis, milimétricamente, se sumerge en la espontaneidad de la verba popular, a la criolla, como se dice, y no desvía ilación que va de menos a más en la lectura. Y eso, no se aprende; nace con el escritor y la respira.

Además, no es ajeno a la búsqueda reinvindicativa, eco de su ser y convergencia de su meta o de lo que acontece; a veces, rebenque en mano, si hechos o personas lo merecen "como postulantes a Satán". Y cabe en su atmósfera solaz y riente, pero también de ironía, el empleo de vocablos y/o frases adverbiales que singularizan a cada uno de sus argumentos, hecho inexcluyente ya en Latinoamérica desde que se dio la literatura indigenista. Aboga, así, por la protección fundamental de aire, tierra y agua, en su edénica pureza en aras de la sobrevivencia. Sus cuentos "Grama Arisca" y "El preso" son muy elocuentes y, por lo mismo,logrados en el magín y en mensaje contemporáneo.

"Grama Arisca", es rosal común incapaz de marchitarse, aunque no amaine un día recargado. Allí constan seres con actitud inmanente y su vernácula chispa calza para su camino a los demás. Libro vivencial y antonímico: esperanza/decepción, alegría/tristeza, realidad/apariencia, vida/muerte, amor y odio, etc. con un hilván milyunanochesco para leerle de una sola vez... sin pascana y sin tregua.

So pena que ya lo he manifestado en la revista "El Labrador" N° 23, reitero que José Luis Aliaga es la revelación de un autor buena gente, extrovertido, cuyo carácter su obra lo confirma y va escarmenando y comprendiendo su extracción localista del Huauco del alma con sus bengalas de gracia, docencia y esperanza, pues,  en todo conglomerado hay personajes de múltiples facetas, sin apartar a los irónicamente festivos que pese a las latas que patean son el soplo y la euforia mortecina de su acontecer; pero que, gracias a plumas acuciosas  desafían el anonimato.

Los reconocimientos que no se han hecho esperar, conducen al estuario que no sorberá la noche de los tiempos y ensaye José Luis otro despegue tal vez con un libro del alma o el alma de un libro. Lo esperamos, de par en par los brazos...



Jorge Wilson Izquierdo

Av. El Cumbe 127
Celendín.


Jorge Wilson Izquierdo.- En la producción literaria de Celendín, destaca la persistencia en el quehacer poético de Jorge Wilson Izquierdo Cachay (Celendín, 1941). Su primer poemario publicado, Cráneos profundos (1970. Edición del autor), su libroEl hombre lejano (1973), los poemas sueltos que aparecieron en ediciones artesanales, en la revista “Marañón” y en otras similares y periódicos de su terruño y de Cajamarca, ratifican esta aseveración.

Los mencionados libros han sido comentados por docentes y críticos literarios de la Universidad Nacional de Cajamarca, entre ellos Luzman Salas y Manuel Ibáñez Rosaza.

Jorge Wilson está radicado desde siempre en su tierra y permanentemente está alcanzando a sus lectores sus poemas, muchos de ellos inéditos. También ha emprendido la fascinante aventura de la narración y sus cuentos los ha compendiado enTempranías moduladas (2007), y distribuido entre sus más allegados en una edición personal.

Ocho poemas que fueron publicados consecutivamente en el Semanario Informativo Crítico “El Golpe”, el año 1967, antes de la publicación de sus libros, muestra a Jorge Wilson Izquierdo como un poeta romántico, exento de disquisiciones, con un lenguaje llano y con una disposición celebrante del Amor. 

(Jorge Horna)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger