Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 4 de abril de 2014

"¿Adelante, adelante San José?"

 Por Elmer Castillo

Los jóvenes que terminaron su educación secundaria el año pasado en el San José de Sucre, promoción 2013, este 2014 participaran de las Bodas de Oro. Éstos (el promedio de edad para los Cien años será de 66 y 67 años de edad), no todos, tendrán la dicha de volver a participar del Centenario de su alma mater y, me imagino, será todo un suceso digno de una novela de Julio Verne. El testimonio que se les legará, a éstos y los que seguirán pasando por sus aulas, son los escritos y videos de esta época: revistas, libros, comunicados, acuerdos. Muchos seremos olvidados con el paso inexorable de los años, recordados, tal vez, por nuestros nietos pasajeramente. Es la vida.

Un lunes, hace poco, la señora Milagros Sánchez (de quien todos viviremos eternamente enamorados de sus bellos y arrobadores ojos, ¡¡Dios mío, qué ojos!!), llegó a Sucre y se dirigió al Colegio San José. Se iba a izar la Bandera de las Bodas de Oro en el patio de honor del centro educativo y ella, quien trajo la Bandera desde Lima, estaba invitada a la ceremonia. Luego de concluida se esperaba, al que lleva el mando, una invitación o un gesto para llevarla a almorzar. No había ni sus polvos, literalmente había desaparecido, mejor dicho, se escapó. Pensar que este señor será recordado mucho más que la mayoría de los que pasamos por las aulas del San José. Si un cataclismo no destruye a la humanidad, cada celebración de nuestro colegio lo recordará. Poco a poco se ha ido perdiendo la cortesía, el agradecimiento. Más no queda ahí… ¿qué paso con los demás docentes, es contagiosa la descortesía de su líder?

La desidia es un mal que aqueja a casi la mayoría de las instituciones públicas de nuestro Perú. Si a esta desidia le sumamos todos los demás ingredientes que nuestra sociedad brinda a la juventud, pues entonces somos una sociedad enferma. La institución educativa es la que vela por el bienestar del educando. Es cierto que en casa se adquieren los valores, sobre todo el respeto, ese valor se ha perdido. Una institución acéfala que a perdido el respeto, contagia al resto: profesores, auxiliares, alumnos e incluso, a los padres de familia. “Si el director lo dice, así será pues…”.

Si el Presidente del Comité Ejecutivo de Bodas de Oro san josefino no hubiese declinado a su renuncia, la conmemoración hubiese sido tomado en cuenta recién a la llegada de los ex alumnos este mes de Mayo próximo, con las desagradables circunstancias que acarrean eso de a “última hora”, cosa tan acostumbrada en nuestra sociedad. Hay que darle el crédito y las felicitaciones del caso a él y toda su junta directiva y cómo no, a los docentes que están abocados en hacer de esta inolvidable fecha, (16 de Mayo), un acontecimiento digno de evocar.

El profesor, poeta y narrador Gutenberg Aliaga Zegarra, cuenta que conversó con tres ex profesores para que manden hacer una banderola y se presenten en las festividades del colegio donde trabajaron, “…qué buena idea GAZ”, le dijeron. Al conversar con un cuarto ex docente, éste, extrañado le dijo, “…mi querido Guto, me imagino que has recibido tan noble encargo por invitación de las autoridades de nuestro San José…”, já. Ahora que hay mil y un maneras de comunicarse, sobre todo con esos “Viejos” profesores que alguna vez nos dieron algo de lo bueno que aprendieron, no se pueden dar el lujo de dejarlos sin invitación: radio, televisión, redes sociales, correos electrónicos, celular. Y esto debe ser ipso facto. Será un orgullo tenerlos a nuestro lado. Y a los que partieron, mencionarlos con respeto.

Hoy por la mañana fui al colegio, quería darme una vuelta en mi sano juicio, en Mayo las endorfinas actúan sobre las neuronas y no creo que estemos apacibles como estos días. Sus paredes lucen maltratadas, deslucidas y opacas por el paso del tiempo y no hay visos de que piensen, maquillarlos al menos, de arreglarlos para su Aniversario número 50. “…los que han presentado sus propuestas para el pintado han puesto como máximo diez días para su terminado…tenemos tiempo de sobra”. ¿Diez días? Entonces uno se pregunta, ¿se empleará mano de obra barata que sólo pasará el rodillo “shalga shalga” (sin ningún arreglo y cuidado) por las lastimadas paredes?, ¿el material que se va a usar también será de baja categoría? Las autoridades del colegio manifiestan que están a la espera de la respuesta de la Municipalidad, quien ofreció una cifra que no se hace realidad. Por otra parte, el colegio tiene 25 galones de pintura y se debe comenzar a utilizarlos lo más pronto posible. En fin, como decía un viejo profesor, “…que se entiendan entre gringos”.

Si en algo sirve el http://huauco.blogspot.com/, para algunos comunicados a los ex alumnos, no duden en enviarlos, las puertas están abiertas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger