Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 18 de noviembre de 2011

Opinión libre: A BAILAR LA CONGA...

Jorge Pereyra.

El presidente Ollanta Humala expresó recientemente su apoyo al proyecto Conga de Minera Yanacocha. Y señaló además que este nuevo proyecto, que no se inició durante su gobierno, es importante para el país. Y esto ha puesto a bailar la Conga a la Sociedad Nacional de Minería y a la Confiep.

Sin embargo, la crítica ambientalista sostiene con pruebas en la mano que este nuevo proyecto minero amenaza con destruir lagunas, humedales, la biodiversidad, y la normal disponibilidad del agua en calidad y cantidad en la región Cajamarca.



El presidente Humala indicó igualmente: “Rechazamos posiciones extremas: el agua o el oro. Nosotros planteamos una posición sensata: el agua y el oro”.

No sabemos aún como logrará situarse salomónicamente en el centro de esta dicotomía, pues para extraer oro siempre resulta contaminada el agua.

Aunque ha subrayado que, a diferencia de Alan García, no va meter bala a los diferentes actores sociales que protesten contra los peligros y abusos de la gran minería. Y que va a mantener una constante disposición de diálogo para aclarar con transparencia y humildad todas las dudas de las comunidades.

EL ABRAZO DEL OSO

Por su parte, el presidente regional, Gregorio Santos, ha calificado el discurso de Humala como una declaración para calmar las temblorinas de la Confiep.

Pero una advertencia, Ollanta: el dinero no puede jamás garantizar ni comprar la paz y tranquilidad social. Los movimientos sociales tienen su dinámica propia. Y a tus rabiosos enemigos de la campaña, no puedes considerarlos como amigos de tu gobierno. Sólo esperan el momento adecuado para apuñalarte por la espalda.

Tampoco se trata de considerar a la minería como la actividad económica fundamental de nuestra región. Debemos considerarla como una actividad económica más, al mismo nivel de la agricultura, la ganadería, el turismo, la explotación forestal, la producción de energía hidroeléctrica, etc.

No podemos poner todos los huevos del desarrollo en una sola canasta, la de la minería. Sería ello algo suicida, pues un desplome de los precios de los minerales en el mercado internacional implicaría una catástrofe descomunal.

Es preciso desarrollar horizontalmente a las otras actividades económicas de la región. Existen cerca de 600 mil hectáreas de recursos forestales y maderas finas que no estamos utilizando ni siquiera mínimamente. El canon hidroenergético de las centrales del Marañón, con la venta de electricidad a Ecuador y Colombia, puede ser de 100 millones de dólares anuales, mucho más que el minero. Nuestra agricultura puede convertirse en una actividad agroexportadora generadora de divisas mediante una mayor disponibilidad de agua. El turismo es la industria sin chimeneas que derrama sus beneficios a todos los segmentos de la población. Tampoco estamos utilizando en todo su potencial nuestra producción láctea y sus derivados por culpa del monopolio lechero.

Hasta podemos exigirle a la minería que le dé un mayor valor agregado a su producción y deje de exportar piedras. Igualmente, podemos demandarle que proporcione empleo a más cajamarquinos y no a foráneos como ocurre actualmente. Yanacocha da empleo directo a 6 mil personas, en tanto que la agricultura ofrece trabajo a 600 mil personas.

LA NECESIDAD DE UN FÓRUM TÉCNICO

Por otra parte, se afirma en diversos corrillos, que Yanacocha y Jesús Coronel, están comprometidos en lograr la vacancia o revocatoria de Gregorio Santos. Del mismo modo, el presidente regional y el pueblo de Cajamarca, podrían exigirle a Newmont la renuncia irrevocable del estado mayor yanacochino que en casi 20 años ha manejado de una manera torpe, errática y negligente la relación de esa empresa con nuestro pueblo.

Es preciso, entonces, reexaminar esa relación desde un punto de vista eminentemente técnico a través de un Fórum específico que analice serenamente los caminos de nuestro desarrollo. Y en ella deben participar TODOS los actores involucrados: gobierno regional, empresas mineras, municipalidades, universidades, cámaras de comercio, colegios profesionales, etc.

Y esto permitirá, además, devolverle la esperanza de que todavía existe un futuro promisor para nuestro pueblo que hoy se debate entre Escila y Caribdis, entre el oro y el agua, entre la riqueza y la vida.

Si no nos ponemos de acuerdo, entonces tendremos que bailar con la más fea.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger