Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 11 de octubre de 2010

Opinión libre: Zonificación ecológica económica con licencia social.

Por: Antonio Collantes Zegarra.


El modelo primario exportador predominante en nuestro país, sostenido en la constitución de 1993 y el proyecto neoliberal organizados para prolongar la dictadura de Fujimori, restringir la participación del Estado y rematar los recursos al Gran capital con leyes laxas enmarcados en el criterio de seguridad jurídica que permitieron contratos con estabilidad tributaria, constituyen hasta la fecha la institucionalidad que presiona a favor del estiramiento de estos beneficios tributarios y la desregulación en la asignación de concesiones de nuestros recursos naturales.

Tajo minero con agua totalmente contaminada.
Los resultados visibles son proyectos mineros inconsultos, implementados sin importar la vida de los pueblos  afectados ni mucho menos de las otras formas de vida comprendidas en nuestra fauna y flora. Lo más grave de todo esto es que en general los proyectos mineros se encuentran en las cabeceras de nuestras cuencas hidrográficas, allí donde se desarrollaron ecosistemas altoandinos especiales y frágiles como nuestras jalcas de los que dependen los servicios de agua para consumo humano y para la implementación de sistemas de producción agropecuarios que sustentan la economía de las mayorías andinas.
Los esfuerzos de ordenamiento territorial y las propuestas de Zonificación ecológica económica (ZEE) desarrollados por los gobiernos regionales y algunos municipios son blanco de ataques de las Empresas Mineras y en algunos casos hasta se pretende desconocer en su totalidad argumentando que carecen de consistencia técnica. Tal es el caso de la propuesta de ZEE organizada por el Gobierno Regional de Cajamarca, a la que la Minera Yanacocha fustiga y hasta conspira comprometiendo recursos para organizar otra ZEE ‘alternativa’.
Mientras se promovía la competencia electoral municipal regional, se implementaba en simultáneo en nuestra Región un proceso de evaluación y validación participativa de la propuesta de ZEE en la totalidad de las provincias. El resultado materializado en sendas actas es el aval generalizado de los modelos de uso de nuestros recursos propuestos por la ZEE.  En muchos casos, como en Celendín, San miguel, Chota, Cutervo con la tajante recomendación de modificar raras categorías de uso asociado entre la agricultura y la minería y la necesaria intangibilidad de las zonas de protección, en tanto disputa del agua y vulneración de su ciclo de reproducción y la fragilidad de los ecosistemas, sugeridos por las poblaciones afectadas. Aquí se expresa mas que  un estado de ánimo la apabullante convicción de la incompatibilidad histórica entre ambos sectores económicos, reforzados por las abrumadoras y conflictivas experiencias vividas en la Región Cajamarca.
Los proyectos ‘El Galeno’ y ‘Minas Conga’ afectarán a los mas importantes acuíferos de las cuencas del Sendamal, Llaucano, Encañada-Namora, entre otras; sus impactos serán más traumáticos que los hasta ahora generados por los primeros proyectos mineros de la Región incluyendo a Yanacocha. La ZEE en tanto instrumento técnico puede provocar una revisión de la EIA ‘aprobada’ al mismo tiempo que el replanteo de la ubicación y construcción de los reservorios programados eliminando toda posibilidad de afectación de las lagunas y bofedales altoandinos.    
Para las nuevas administraciones de los Gobiernos Regionales y Municipales constituye desde ya un desafío cuyas políticas sociales, agropecuarias y ambientales deberán respaldar los acuerdos consensuados en torno a la propuesta de ZEE. Aun cuando a los gobiernos locales y regionales se les ha recortado atribuciones para promover políticas conservacionistas y de fiscalización de la gran minería, sí les compete promover políticas y planes de ordenamiento territorial y de seguridad alimentaria soberana que implica garantizar la calidad del agua y la reproducción de su ciclo garantizando la intangibilidad de sus ecosistemas, al mismo tiempo que el fortalecimiento de su base productiva agropecuaria.  
De los planes de gobierno publicados por los partidos políticos que postularon al Gobierno Regional sólo el MOVIMIENTO DE AFIRMACION SOCIAL (MAS) expresa con nitidez la voluntad política de armonizar las propuestas de la ZEE con los proyectos mineros en el marco de una política de respeto a la vida y de la normatividad ambiental vigente.
La ZEE tendrá que ser aprobado por el Consejo Regional por cuanto cuenta con la Licencia Social que muy pocas herramientas de planificación lo han podido conseguir. A tono con el respaldo brindado por las administraciones municipales salientes, quienes tuvieron representación delegada y/o directa a través de su alcalde, conviene ahora que los nuevos gobernantes de nuestros municipios  respalden con ágiles y audaces proyectos de desarrollo agrario, de conservación de los ecosistemas de Jalca y de servicio social asociados al aprovechamiento del agua (Sorochuco y Huasmín todavía cuentan con más del 50% de hogares sin agua potable de red pública y 592 y 1175 familias, respectivamente, que consumen agua de río o acequia).
La ausencia de este estratégico instrumento en los procesos y espacios de negociación entre población rural y urbana con los proyectos mineros, debilitó el rol institucional regulador (ordenador del territorio) del Gobierno Regional y las municipalidades hasta el presente año. De ahora en adelante otras puede ser las características y la tendencia del comportamiento institucional en nuestra región en torno al manejo y control del agua, convertido en factor gravitante, como no podría ser de otra manera, entre la minería y la agricultura, en ausencia de este valioso instrumento técnico, la ZEE.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente, la ZEE realizada por los gobiernos locales y regionales son pisoteadas por este tipo de esmpresas mineras, claro ejemplo esta la ordenanza municipal de celendin que declaraba como zona intangible a las partes altas del rio Sendamal y Jadibamba donde se Ubica el Pulpo de Minasconga o yanacocha como se quiera llamar, es de suma importancia el rol que pueda cumplir la misma poblacion para detener este avance desatroso que nos dejara esta mina con un sin numero de proyectos que se extienden hasta el mismo rio sendamal me refiero al proyecto carpa que eminentemente afecta el canal el toro, a ello se sumara la sinergia de la otras empresas que pasan desapersividas pero de igual de perjudiciales para el componete biotico, me refiero a Galeno y Michiquillay; es cirto que la mineria puede traer desarrollo aparente para una sociedad pero a cambio de que, sera de la destrucción de nuestro ecosistema y porque no decirlo la contribucion clara para la destruccion de nuestro planeta tierra, acaso no entienden eso la gente que apoya la mineria, claro esta que lo hacen por intereses netamente personales, donde esta la dignidad, etica profesional y la identidad de cada uno de estos personajes que apoyan la desctrucción de lo poco que nos queda..... no seamos indiferentes ante el daño que heredaran nuestros porgenitores..

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger