Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 30 de agosto de 2010

Opinión libre: SAUCO Y EL COMUN. ¿PASIVOS o ACTIVOS ECONÓMICOS?

 
Por: ANTONIO COLLANTES ZEGARRA

 El país experimenta un retorno al latifundismo (neolatifundios) como consecuencia de políticas de Estado inclinadas a favorecer la explotación de nuestros recursos naturales (Hidrocarburos, minerales y ahora las tierras para la agricultura)con la participación del gran capital, los que reclaman concesiones y ventas de inmensas extensiones como garantía para el desarrollo de economías de escala requeridos por  los procesos de consolidación de los Tratados de Libre Comercio (TLC) en condiciones ‘competitivas’. Lo que se evidencia es que efectivamente el Estado ha concesionado miles de hectáreas al sector empresarial minero y a los proyectos de hidrocarburos y está vendiendo tierrras irrigadas de la Costa en cantidades que superan en extensión a los latifundios de pre-Reforma Agraria acompañados de la comparsa del sector empresarial y portavoces haciendo creer que cualquier límite a la propiedad de la tierra puede provocar otra hecatombe productiva (disminución de la productividad) asociado a los sistemas productivos de la pequeña y mediana propiedad. 
 
 Vista actual del fundo "El Sauco"


Entre muchos argumentos históricos que justificaron la implementación de la Reforma Agraria, estuvieron los bajos rendimientos de los cultivos gestionados por las haciendas (en realidad habían rendimientos desiguales, en las que las haciendas de la sierra se encontraban a la saga) y la débil incorporación del campesinado al mercado interno para, posteriormente, luego del fracaso generalizado de las Cooperativas de producción que terminaron parcelándose, los detractores de esta utilicen el mismo  argumento; es decir, que la reforma agraria impactó negativamente los niveles de rendimiento alcanzados por las Haciendas y que la Agricultura Andina (pequeña producción campesina) sustentada en la pequeña propiedad continúa resistiéndose al cambio tecnológico y a su incorporación al mercado, prefiriendo afincarse en las llamadas ‘Economías campesinas’ reproduciendo niveles importantes de autoconsumo y mínimos margenes de ingresos monetarios como consecuencia de los bajos rendimientos y la  escasa venta de su producción en los mercados local, regional y/o nacional.
Lo cierto es que la pequeña producción campesina antes y después de la reforma agraria siempre ha sido más eficiente en la administración de sus recursos físicos y humanos (mano de obra); es decir que los aprovecharon con mayor intensidad que las Haciendas y con ello abastecieron de alimentos a las ciudades más próximas e incluso a la demanda nacional de alimentos, en general. Muchos especialistas creen que el retorno del neolatifundio acompañado de una alta especialización para el mercado internacional en las tierras irrigadas de la costa no  maximizará los recursos como sí lo harían los pequeños y medianos productores y que su ‘producción competitiva’ en el mercado global invitará  a la sobreexplotación de los trabajadores asalariados, como viene ocurriendo en Ica y Piura y, al mismo tiempo, hará mas vulnerable nuestra actual estructura productiva de alimentos.
Sucre no estuvo al margen de estas dinámicas históricas; la pequeña producción parcelaria concentrado en el valle compartido con los distritos hermanos de José Gálvez y Jorge chávez se especializó en la producción de maíz asociado con frijol, calabaza (chiclayo) y caygua y, en nuestras huertas, alternado con papa, arveja y la producción de forraje para las crianzas familiares de cuyes; aún así, menos diversificado que la produción agropecuaria de nuestras jalcas en las que el abanico de cultivos sembrados incluia cereales, legumbres y tuberosas y en nuestras yungas el maíz híbrido (morocho)trigo y cacao, principalmente.
La fuerte presencia de la mashca (harina de cebada), el chocolate y el mote y cancha de maíz en nuesta dieta alimentaria diaria graficaba con vigor el dominio agrológico de estos tres pisos ecológicos a favor de nuestra alimentación. En la actualidad, no sólo la mediana propiedad predominante en nuestras Jalcas, sino también la estructura productiva de la pequeña producción ha sido impactada por la especialización de la leche; los solares de maíz han dado paso a la arrolladora influencia de los pastos.

 Pampa "El Común" antes de la mentira de la creación de un parque "ecológico"

Entonces, nuestra agricultura no estuvo preparada para resistir los impactos de algunas enfermedades que generaron la debacle de la producción de habas como consecuencia de la podredumbre radicular, probablemente provocada pòr el hongo Fusarium oxysporum y de la  producción de trigo y cebada, como consecuencia de la roya (Puccinia graminis) y a los recurrentes riegos climáticos que infligían las heladas que en conjunción con PERULAC (antes NESTLÊ) dieron la estocada final al sistema de siembra Maíz-Frijol-Caygua,  debilitando dramáticamente la calidad de nuestra dieta. Con ello, se intensificó la dependencia de nuestras demandas alimentarias a la producción extradistrital con particular protagonismo de las cosechas de las Jalcas de San Marcos y Oxamarca. Se fortalece el rol de las añilinas en el intercambio económico (trueque) pasando de ser una estrategia de exclusivo escenario ferial a otro más amplio que incluía el recorrido de los territorios comunales para abastecerse de los granos de cebada y trigo, principalmente.
Junto al auge y decadencia de nuestra pequeña agricultura también se procesaba en nuestra vida económica e institucional edilicia la afirmación de la propiedad comunal ante la arremetida de la Reforma Agraria, expresada en la resistencia ciudadana a los intentos de expropiación de los predios EL SAUCO y EL COMUN. Ubiesen quedado en el absoluto olvido las tensiones sociales provocadas por los invasores del COMUN y por los arrendatarios del SAUCO, sino fuese porque fueron algunos conocidos paisanos los que nos la generaron. Estas fueron circunstancias que representaron el desencuentro con un pasado heroico logrado con el desagûe del valle a través de la construcción del TUNEL que desde el anteproyecto contempló la asignación de un área para usos comunales, en el marco de restricciones extremas de tierra para cultivo.
Como en la defensa multitudinaria al Dr. Clodomiro Chávez y al alcalde electo Felipe Neri Zegarra, el primero generado como consecuencia de la intolerancia aprista y el segundo por la intolerancia a las ideas renovadoras y democráticas en las que algunos paisanos que se reclamaban tutores de los destinos de Sucre, veían amenazas socialistas, el éxito ciudadanos  alcanzados con la defensa de los predios El Sauco y El Común nos reencontró con el bagaje histórico de dignidad enraizado en el alma de los Sucrenses. La defensa del SAUCO y EL COMUN aparecen en nuestro legado histórico como factores unificadores pero también de afirmación de un proyecto dormido de beneficio comunal para las familias de Sucre; desde su aparición se han convertido en el mayor activo material junto a otros predios de menor potencial económico (El Maño, Wira Wira, La Laguna) pero no por ello menos estratégicos para una sociedad que demanda servicios de ‘efecto comunidad’ como los pastos para las pequeñas crianzas familiares, entre otros.
Al margen de cualquier debate vigente en torno a sus impactos en la productividad de la tierra y en su aporte a la economía nacional; crece el consenso en que la Reforma Agraria de Velasco fue una medida necesaria, en tanto no se podía continuar con los desarrollos desiguales interregionales y sobre todo con una inmensa mayoría de población campesina sin ciudadanía plena y legítima. Para los Sucrenses, no sólo constituyó una nueva oportunidad de afirmación ciudadana sino de recreación y reencuentro con los valores históricos en defensa de la institucionalidad comunal distrital.

A pesar de estos importantes logros, todavía no se ha desarrollado el potencial de ‘EFECTO COMUNIDAD’ que cada predio mantiene desde su gestación. Aún está latente la posibilidad de democratizar sus servicios ampliando sus beneficios a favor de las familias de Sucre. No puede continuar siendo el PASIVO ADMINISTRATIVO CONTABLE que luego de las experiencias productivas con los señores Milciades Chávez y Félix Aliaga, no se vislumbra en la administración municipal mayores esfuerzos para mejorar su rol en la modernización económica y en el bienestar social de las familias de Sucre.
El acceso a los recursos comunales (pastos y agua) por los pequeños agricultores de las Comunidades Campesinas del Centro y Sur andino constituye un factor determinante en la reproducción de las econommías campesinas ¿cómo explicar que una familia con menos de 1.00 há de tierras pueda contar con hatos de pequeñas crianzas familiares compuesto de ovinos, camélidos y vacunos y al mismo tiempo alimentos agrícolas?. A parte de la cooperación interfamiliar en la administración de los hatos, son la combinación de los recursos familiares y comunales los que permiten la existencia histórica de millones de campesinos desde tiempos preincas, para luego demostrar su eficiencia con el Incanato, el período Colonial y Republicano. ¿Cuanto debemos aprehender y/o rescatar de esta experiencia? ¿Es posible que la pequeña agricultura y/o las pequeñas crianzas de las huertas familiares encuentren sinergias o conecciones funcionales en los predios comunales EL COMUN y EL SAUCO?
¿Puede ensayarse en Sucre la posibilidad de beneficiar a sus familias, a las mayorías, con un modelo tipo la GRANJA PORCON?. Un modelo autogestionario que combina el esfuerzo familiar de pequeña producción con el acceso y aprovechamiento de los recursos comunales, en el marco de un proyecto  empresarial moderno. Los resultados sociales, productivos y ecológicos, en menos de 20 años eran evidentes y, ahora, 10 años después se ha convertido además en el más importante referente inspirador de los modelos de desarrollo comunal y/o rural para el país y Latinoamérica.
Por lo pronto, en el abanico de logros concretos a nivel nacional, se cuenta con estos referentes y creo que ambos aportan con elementos inspiradores para el próximo período municipal en Sucre, en la tarea de desarrollar una propuesta de articulación de las economías familiares de Sucre con los potenciales beneficios que pueden brindar nuestros predios comunales.
 

Fotografías: Dr. Clodomiro Chávez y Felipe Neri Zegarra

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante artículo sobre los terrenos comunales de Sucre- Quisiera saber cual es la situación actual de los antiguos latifundios de David Reyna y alguna noticia sobre Silvestre Mendo. La otra noche conversaba con un profesor que trabajó en la zona de Calconga y me habló de él como de un auténtico héroe civil. De esa gente deben publicar su biografía.

Anónimo dijo...

LO QUE ANTES EN TINCAT FUÉ EL LATIFUNDIO DE PROPIEDAD DEL SR. DAVID REYNA, FUE AFECTADO POR LA REFORMA AGRARIA. LA GESTIÓN INDUDABLEMENTE LO HIZO EL SR. SILVESTRE MENDO CARRANZA,CON LA INTENCIÓN DE IMPLANTAR ALLÍ UN MODELO COOPERATIVO AL ESTILO GRANJA DE PORCÓN. PERO COMO SIEMPRE HA HABIDO AUTORIDADES CORRUPTAS EN EL ESTADO, EL MINISTERIO DE AGRICULTURA DE ENTONCES ADJUDICÓ LAS TIERRAS AL "GRUPO CAMPESINO SAN JUAN DE TINCAT" CONSTITUIDO A LA HORA UNDÉCIMA POR CIUDADANOS DEL ENTONCES CASERÍO DE CALCONGA. EL RESULTADO FINAL ES QUE PARCELARON Y SE REPARTIERON LAS TIERRAS, DRENARON LOS HUMEDALES O PANTANOS Y SEMBRARON PASTO PARA LA CRIANZA DE GANADO FUNDAMENTALMENTE VACUNO. SALVO UNA QUE OTRA EXCEPCIÓN, LOS CAMPESINOS CONVERTIDOS EN PEQUELOS PROPIETARIOS, SIGUEN CON LIMITACIONES ECONÓMICAS, DEBIDO AL ERROR DE LA ORGANIZACIÓN QUE AL FINAL SE LIQUIDÓ, Y A LA FALTA DE ASESORÍA.
UNA BIOGRAFÍA CORTA DE DON SILVESTRE MENDO C. LO ESCRIBIÓ EL ING SECUNDINO SILVA URQUÍA, Y ESTÁ PUBLICADA EN UNA DE LAS ÚLTIMAS EDICIONES EN LA REVISTA ECO SUCRENSE. SE LO PUEDE LEER EN INTERNET, BUSCANDO A TRAVÉS DE GOOGLE CON EL NOMBRE DE LA REVISTA U DEL PERSONAJE.

ENRIQUE VÁSQUEZ C.

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger