Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Funerales de la clase trabajadora? LA HORA CERO DE LA IZQUIERDA

Por Mario Peláez Pérez

Por cierto que la realidad que nos involucra hoy en día es muy distinta a la de hace apenas 40 años. Ahí están al por mayor internet, la robótica (que dentro de poco los robots serán de la familia…), la informática, la nanotecnología, entre otros. Pero también la deshumanización que solventa el urbanismo del mercado, las astronómicas diferencias socio económicas entre los seres humanos. Lo que de modo alguno significa que los pobres y excluidos siempre serán pobres y sin futuro. No. No habrá funerales de la clase trabajadora porque la dialéctica jamás se jubila, como tampoco la historia se congela.


Entonces en tal novísima realidad histórica a nadie se le ocurría abordarla con los instrumentos políticos propios del siglo XX. Que en el caso del marxismo algunos han caído en desuso. Tales como el partido único, la dictadura del proletariado, la lucha armada, el culto a la personalidad. Pero se dá el caso de que las cúpulas de “izquierda” han abdicado totalmente de la ideología marxista. Olvidando inclusive el valor ético por los pobres y su contribución a la gran historia. Por eso ahora son las dirigencias ultraderechistas quienes lideran los sectores populares; por ejemplo Marine Le Pen en Francia y el fujimorismo en el Perú.

Así y a pesar de todo, el marxismo sigue siendo franca y tenaz aposición al neoliberalismo. Nítida forma de entender críticamente el mundo y de luchar contra las desigualdades, todas evitables. Más aún, su presencia es requerida considerando la perversa alienación que viene sufriendo el trabajador, a consecuencia de la publicidad subliminal de una sociedad ultra materialista y del propio desempleo. Al extremo de que el mismo trabajador cree ser ya el culpable de su pobreza. Él y solo él. Como si dijese “nací desgraciado y moriré desgraciado”; y entonces pretender normalizar lo anormal, lo absurdo.

¿ Qué ha pasado realmente con las diligencias de izquierda que se han licuado y enlodado?.

La respuesta es puntual: estas “izquierdas” han sido ganadas por el escepticismo, en absoluto parecido al escepticismo de Gramsci, por el individualismo sin ápice de lo social y por el consumismo oportunista. Nada de ello, sin embargo, les impide conservar la expresión de inocencia ofendida, de la historia sufrida; y que sigan considerándose líderes ante sí mismos.

De todas las cúpulas de izquierda, la peruana es una de las más huérfanas de ideas, de iniciativas. Ella a lo más que atina es a jugar al enroque y a la gallinita ciega. Y vaya que ha tenido y tiene sinnúmero de oportunidades para levantar cabeza, considerando los mil problemas que corroe al Perú oficial. Verdadera involución: la hora cero de su historia. Por fortuna los pueblos no sufren estéreo esclerosis, ni claudican y no necesitan de la parafernalia del 1 de mayo. (Hasta el próximo domingo, amigo lector).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger