Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 27 de abril de 2015

Publicaciones: La Intervención de los Estados Unidos en el Perú

Desde el proyecto del protectorado hasta los Wikileaks

La Intervención de los Estados Unidos en el Perú es el título del libro publicado en septiembre de 2013 por Editorial Sur cuyo autor es Silvio Rendón. De esta publicación vamos a copiar algunas partes que descubren lo que verdaderamente pasa en nuestro país. La intención de Chungo y batán es que los lectores conozcan que la intromisión norteamericana en el Perú no es un hecho reciente, sino que sucedió desde mucho antes y que llegaba, incluso, a ordenar a los gobiernos el cierre de diarios y revistas, y hasta la detención de intelectuales a quienes consideraban sus enemigos.

El caso del Padre Arana es elocuente. Su persecución,  detención y la acusación  como terrorista muestran con claridad lo que está sucediendo en nuestra patria.

En Celendín los jueces, rendidos en cuerpo  y alma a la minera (al oro), han solicitado una condena de 35 años para más de 24 líderes por el solo hecho de defender a su pueblo. De lo que no dicen  nada es de los asesinatos causados por balas del gobierno (ejército y policía) a cinco hermanos campesinos que también luchaban por la misma causa. Sin duda un libro que todos deberíamos leer. (NdlR)

Contracarátula

“La gente cree que las soluciones provienen de su capacidad de estudiar sensatamente la realidad discernible. En realidad, el mundo ya no funciona así. Ahora somos un imperio y, cuando actuamos, creamos nuestra propia realidad. Y mientras tú estás estudiando esa realidad, actuaremos de nuevo, creando otras realidades que también puedes estudiar. Somos los actores de la historia, y avosotros, todos vosotros, sólo os queda estudiar lo que hacemos”. Esto lo dijo Karl “Jamón” Rove, principal asesor de la familia Bush y de la casa Blanca, en el verano del 2002, y describe bien la natural intervención norteamericana en los espacios que considera parte de su patrimonio, y que obviamente “la providencia les ha entregado”.

La intervención norteamericana en la República del Perú tiene larga data, tal como lo demuestra Silvio Rendón en el presente libro, y la cual no se circunscribe a temas militares o comerciales como en la típica república bananera; sino también es amplia y sistemática en temas de salud, educación y derechos humanos, (rubros que algunos creen que es sólo temática de progresistas). De igual manera, el autor escapa a ese espíritu subordinado que caracteriza a tanto intelectual, temeroso de no acceder a ciertos ámbitos por alguna alocución librepensadora; por ello detalla con fuentes las diversas formas de cómo el gran hermano del norte actúa: con la complicidad y simpatía de diversos estamentos locales.

Escrito de manera amable y sencilla, con rigurosidad académica, espero que el presente documento sirva a todos los interesados en contribuir a la formación de una sociedad autónoma y digna, en el Perú y todo Latinoamérica.

El editor.


2. 1895-1945: EXTRACCIÓN Y REPRESIÓN: LA OLIGARQUÍA LOGRA CONTENER AL MOVIMIENTO SOCIAL

1927: LA EMBAJADA ESTADOUNIDENSE PRESIONA A Leguía para el cierre de Amauta(2)

Kathleen Weaver en “Peruviam rebel. The World of Magada Portal” (2009) cuenta sobre condiciones en que la poeta péruana Magda Portal (legendaria fundadora del APRA, y posteriormente firme opositora a Haya de la Torre) junto con varios otros peruanos, fue deportada por el gobierno de Augusto Leguía en 1927. Todo fue causado por la presión proveniente de la embajada norteaméricana en el Perú, disgustada por lo que venía apareciendo en la revista Amauta, editada por José Carlos Mariátegui. Los artículos versaban sobre la penetración del capital americano, en particular la Cerro de Pasco Corporation, en el Perú y en otros países de América Latina. Años después las presiones serían sobre el gobierno de Sánchez Cerro y determinarían la disolución de la CGTP en 1930.

Los mineros de la sierra central del Perú protestan por mejores condiciones de trabajo y contra la contaminación de las fundiciones de la Cerro de Pasco Corporation, empresa formada en Nueva York en 1902, que tenía entre sus principales inversionistas a J.P. Morgan, C. Vanderbit y P. Hesrst (y J. Haggin de la Anaconda Copper Company que opera en Chile). La compañía se instala en los Andes peruanos con una fundición que despide arsénico y otros humos contaminantes. Magda Portal describe lo que está ocurriendo:

“Cerro de Pasco, a pesar de estar localizado en las alturas, eran pastizales verdes donde había ganado y se producía carne y leche. Cuando llegó la corporación, no creó ningún mecanismo para despejar los humos de las fundiciones y refinerías, y ni los pastos ni el ganado pudieron sobrevivir; dejando a los campesinos sin ninguna otra opción que buscar trabajo en las minas… Los niños fueron los que más sufrieron por los humos venenosos. Su cabello dejó de crecer y sus dientes se ennegrecieron. Lo mismo le pasó a la gente mayor que vivía en las zonas contaminadas por las minas de La Oroya.” Weaver (2009:p.38).

La Cerro de Pasco vino a simbolizar la más violenta irrupción del capital extranjero en el Perú. La corporación tenía tanto poder que su administrador le daba órdenes al embajador estadounidense en el Perú.

José Carlos Mariátegui, peridista y dirigente laboral, apoya decididamente a los trabajadores mineros en su lucha por mejores condiciones laborales. Las protestas se generalizan y Augusto B. Leguía ordena el arresto de figuras clave del movimiento en su contra Luis Valcárcel, autor de Tempestad en los Andes y contribuyente de Amauta, es arrestado y enviado a la isla de San Lorenzo. Carlos Manuel Cox, futuro dirigente aprista, es deportado a México. Cuarenta pertsonas son encarceladas en San Lorenzo con el pretexto de una conspiración para derrocar a Leguía. La realidad es que había surgido un movimiento sindical e indígena que el gobierno veía con suma preocupación.

El 10 de junio de 1927, el diario El Comercio anuncia que el gobierno ha descubierto un complot comunista y que arrestado a un grupo de comunistas en la casa donde se imprime la revista Amauta. Magda Portal lee en ese diario “Dos mujeres implicadas en el complot” y ve con sorpresa su nombre y el de la escritora y poeta uruguaya Blanca Luz Brum. Ambas son contribuyentes de Amauta. Se les exige a ambas presentarse ante la policía, cosa que hacen obedientemente. Varios días después les dicen que han sido deportadas, Brum al Uruguay, y Portal a Cuba. (antes Leguía había deportado ya tanto a Haya como a Mariátegui, quienes encabezaban el movimiento de trabajadores y estudiantes).

Estas detenciones gereran gran protesta internacional, principalmente en solidaridad con José Carlos Mariátegui, quien en silla de ruedas pasa más de una semana detenido. Posteriormente el mismo Mariátegui reporta que las detenciones fueron detonadas por la edición de junio de la revista Amauta, que “artículo por artículo llamó la atención de la penetración yanqui en nuestro país y otros países de América”. Según sus fuentes, Mariátegui continúa, “la embajada estadounidense ejerció presión sobre Leguía para cerrar Amauta y silenciar a sus editores y contribuyentes”. Para cuando a Amauta se le permite volver a salir, varios meses después, buena parte de sus más activos contribuyentes están en el exilio.

Lo que señala Weaver sobre presiones de parte de empresas y del gobierno estadounidense sobre autoridade4s peruanas se cuenta también en el libro de Thomas F. O’ Brien “The Revolutionary Mission: American Enterprise in Latin America”. En este libro se habla de Mariátegui como “the noted radical José Carlos Mariátegui”, con influencia entre los obreros mineros del centro del país. Todo un subersivo. Se documentan bien las presiones tanto de los funcionarios de la Cerro de Pasco, como de los funcionarios de la embajada norteaméricana sobre el gobierno peruano, especialmente sobre Sánchez Cerro para que disuelva el movimiento de trabajadores (contra la Cerro, IPC, ITT y contra Grace en Cartavio). Sánchez Cerro duda un poco, pues su reputación se basaba en haber derrocado al ya impopular y “entreguista” Leguía, con un discurso nacionalista (“¡Viva Sánchez Cerro! ¡Muerte al gringo!” gritan los trabajadores mineros celebrando el golpe de Sánchez Cerro). (3) Finalmente, Sánchez Cerro, por la Cerro, disuelve la CGTP. Estados Unidos le ofrece apoyo ante la crisis económica internacional a condición de que elimine los obstáculos sindicales contra sus empresas.

Dos citas con las que comienza una de las secciones del libro dedicadas al Perú tienen algo de actualidad (traduzco):

“… es tiempo de levantar nuestras cabezas, sublevarnos y bajo la bandera roja ejercer nuestros derechos ¡Podemos gobernarnos a nosotros mismos!” (Mateo Cueva, minero peeruano)

“Las masas no tienen el respeto adecuado a la ley y el orden, y solamente haciéndoles sentir temor se les podrá inspirarlo. Más aún, generalmente se piensa que no se obtendrán resultados con un par de disparos, sino con una carnicería a sangre fría con ametrelladoras” (Julian D. Smith, US. Assistant commercial attaché) (Obrien: 1996, p. 137).

No es nada nuevo pedir ametrallamientos. Tampoco lo es que las presiones vengan de fuera.


1.- Publicado el 30-11-2010: htt//grancomboclub.com/2010/11/1881-el-peru-bajo-protectorado-estadounidense.html.
2.- Publicado el 08-11-2009:http://grancomboclub.com/2009/11/1927-la-embajada-americana-presiona-a-leguia-para-que-cierre-amauta.html
3.- O’Brien indica que el odio hacia los americanos de parte de los trabajadoresw peruanos se lo ganaron aquellos a pulso. Así un funcionario estadounidense decía en un informe:
“Los trabajadores son cholos de los Andes, una de las razas más atrasadas. La compañía en ocasiones ha experimentado problemas laborales y los trabajadores se han mostrado, cuando han sido agitados, sedientos de sangre y peligrosos. Cuando no están agitados, sus supervisores los describen como ganadito u ovejas. La compañía considera a sus trabajadores como insuficientemente civilizados para apreciar o hacer uso de las instalaciones sanitarias que se les ha provisto. Esta visión se extiende también hacia otros miembros de la comunidad” (O’Brien: 1996,p.147).

EEUU: “¡Detengan a Mariátegui!”

Continuará…

Silvio R. Rendón-Scheneir.- Es profesor de Economía en Stony Brook University. Estudió Economía en la Pontificia Universidad Católica del Perú y es Doctor en Economía, New York University.

Ha sido profesor visitante en la Universidad Carlos III, España; Universidad Pompeu Fabra, España; University of Ontario, Canada.

Ha trabajado como investigador en el Banco Central de Reserva del Perú, en el Banco Central Europeo y en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Ha realizado conferencias y pasantías en: Universidad Internacional de Florida; Econometric Society European Meeting (ESEM), Toulousse; Instituto Europeo de Economía, Florencia; Latin American and Caribbean Economic Association (LACEA), Buenos Aires; Cemfi, Madrid; Universidad Hebrea de Jerusalen; Society of Economic Dynamicas (SED); Universidad de Modena, Universidad de Georgetown.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger