Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

sábado, 13 de diciembre de 2014

LETRAS. Persistencia en el cultivo de la palabra

Jorge Horna

La más reciente producción escrita por celendinos:

Más acá del silencio, novela breve de José Nazario  Pereira Abanto (El Granero, Sucre 1950) cuyos personajes surgen del entorno familiar que el autor vivió en su comunidad rural y campesina. Este  libro es una historia en la que los acontecimientos espontáneos se entrecruzan con las habilidades y destrezas de los habitantes de El Granero en la cotidianeidad por la sobrevivencia. La esencialidad de la figura paterna es el definitivo alter ego del narrador.

Niveles de sombra (2014. Insólita y personal edición del autor) es otra novela no extensa de Jorge Wilson Izquierdo Cachay (Celendín 1940).

Argumento: los artesanos del barrio El Cumbe que dan el toque final a los sombreros de paja toquilla elaborados por sacrificadas mujeres del pueblo;  los viajes de aquellos para comercializar los referidos productos por apartados lugares de las serranías del norte del país (Ancash, La Libertad, Cajamarca) y el acecho de los asaltantes de caminos. La astucia de los cumbeños para sortear los peligros y la violencia que en muchos casos se impone para proteger la propia vida.

Río de ausencias, tercer poemario de Vidal Villanueva Chávez (Sorochuco 1945). Un torrente de nostalgias y sentimientos múltiples alrededor de la vida del hijo que se fue. “Reflexiones sobre la fragilidad y fugacidad del ser y los grandes vacíos en la vida del hombre a lo largo de su atribulada existencia, cuyo soporte espiritual son el amor y la amistad en sus diversas manifestaciones”, consta en la contratapa del libro.


El Rincón de los muertos (Textual. Lima 2014) de Alfredo Pita (Celendín 1948). El contenido de esta novela no rehúye al análisis testimonial de lo que sucedió durante la guerra interna más reciente que sucedió en el Perú. Vorágine de hechos sangrientos y bárbaros desde los dos flancos: los miembros del grupo armado Sendero Luminoso y una aberrante respuesta de las fuerzas policiales y militares que los enfrentaron. La historia patria acogerá este libro que relata las experiencias vividas por el autor en Ayacucho durante el desempeño de su labor periodística.

Con el romántico título de Fulgor celendino está circulando el número dos de esta revista dirigida por Nelson Mego Zárate, lo acompaña Ricardo Sánchez Cabanillas. De este último el artículo “Celendín (1596 – 1662)” con datos extraídos de los archivos documentales sobre la usurpación y despojo de sus tierras a las ancestrales comunidades campesinas. Hubiese sido acertado la mención de las fuentes consultadas.

Además, los homenajes a los extintos profesores Américo Zegarra y César Chávez Tejada, cantante y caricaturista, respectivamente. El pintor Humberto Muñoz Díaz radicado en Lima e hijo de uno de los pioneros del  arte pictórico, concede una exquisita entrevista.

También una extensa historia de apego a la fiesta de toros de lidia en Celendín; un tema que en tiempos actuales ha entrado a un serio debate  que desde otra óptica se cuestiona y critica.
He recibido desde Cajamarca gracias a la benevolencia de la escritora Socorro Barrantes Zurita, dos libros importantes. La prosa de los cajamarquinos (Martínez Compañón. Cajamarca 2012) del profesor universitario Luzmán Salas. Un texto de 513 páginas que acopia la narrativa de autores de todas las provincias de la región. De los celendinos hay interesantes reseñas y estudios introductorios a la prosa (cuento y/o novela) de quienes pertenecen a la tradición literaria local: Alfonso Paláez, Nazario Chávez, Julio Garrido, Armando Bazán.

Los escritores contemporáneos que han dado brillo a las letras celendinas: Jorge Díaz Herrera, Alfredo Pita, Gregorio Díaz Izquierdo, Jorge Wilson Izquierdo, Manuel Sánchez  Aliaga, Gutenberg  Aliaga Zegarra. En este rubro debió tomarse en cuenta a otros autores, como por ejemplo a José  Aliaga Pereira, Jorge Chávez Silva, Jorge Novoa Abanto, Máximo Chávez Sánchez y otros.

El otro libro: La poesía en el periodismo cajamarquino 1990 – 1955 (publicado en Cajamarca en el 2013) de Carlos León Chávez y Evelio Gaitán Pajares. Una exhaustiva investigación sobre poetas del departamento  que alcanzaron sus textos a los periódicos de la referida época. Una gama de sorprendentes poemas de David Sánchez Infante (Semanario El Ferrocarril), T H Chávez Velásquez, Vicenta Bazán de Araujo, Julio Garrido (Diario El Cumbe); Nazario Chávez (Diario El Obrero y diario El Perú) e Irene Pereyra de Vásquez (Diario El Sol).

                                                                                                                                  
Lima, diciembre 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger