Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

martes, 14 de septiembre de 2010

Opinión libre: Suciedad en la política sucreña

Por: Isidoro de la Pampa Ysauco

Aunque parezca mentira, el Alcalde del distrito Sucre - Celendín, Rómulo Machuca Aguilar, casi al finalizar su desastroso gobierno, cree que aún hay ciudadanos que votarán por él en las próximas elecciones municipales. Este fujimorista y maurista de ayer, acuñista de hoy,  y no sabemos qué corrientes abrazará mañana, demuestra así que su conducta de tránsfuga, sinvergüenza y cara dura no tiene límites.


Rómulo Machuca y Porfirio Bazán unidos por las mismas costumbres: mientras uno quiere continuar en el poder para ocultar sus fechorías, el otro, muy "sagaz", lo apoya en su vano intento invadiendo y regalando terrenos que pertenecen al pueblo (caserío de Muñuño), mañas que, este aprendiz de charlatan, estaría importando de otros lugares.

Ha inundado a la ciudad de Sucre de pintas, borrando prepotentemente a las de otros candidatos, que estaban ubicadas en lugares estratégicos. El resultado es que el repudio del pueblo y la rebeldía de la juventud no se hizo esperar; pues, a los pocos días, aparecieron, al pie de sus lemas y símbolo, palabras fuertes que reflejan la magnitud de la ira popular. A esto y mucho más se expone, éste sujeto, por subestimar el raciocinio de los sucreños. 

Una de las razones por las que Rómulo Machuca se animó a lanzarse a la reelección, es que ha aprendido mucho de lo de malo que tiene la politiquería criolla. Si no miremos el cuadro de candidatos a la alcaldía de Sucre que publicó FUSCAN, en la página central de su último número. Allí podemos notar que el candidato de la chacana, Porfirio Bazán Ludeña, aparece como empleado de la Municipalidad Distrital de Sucre, ganando un sueldo de dos mil doscientos nuevos soles, mayor que el declarado por el Alcalde: un mil novecientos nuevos soles (sic). A propósito de esta información, que también está en la página web del Jurado Nacional de Elecciones, nos preguntamos: ¿Quién conoce a éste último señor?, ¿desde cuándo trabaja en la Municipalidad?, ¿qué funciones desempeña para hacerse acreedor a tan generoso sueldo? y, finalmente, ¿quién si no es Rómulo Machuca el que debería contestar a estas preguntas?

Como actividad previa a su incursión política, y con la intención de hacerse conocido, Porfirio Bazán, al que cariñosamente llaman “polilla”,  habría invadido y lotizado la carretera que conecta al Centro Poblado Calconga con los caseríos sucrenses de Cajén, Bellavista de Cajén y La Florida, a pocos metros de la orilla derecha del río Sumbat, en el caserío Muñuño. Los pequeños lotes los habría adjudicado a algunos ciudadanos de su entorno familiar y político, por lo que los usuarios perjudicados de las comunidades mencionadas estarían manifestado, de diferentes maneras, su malestar y protesta por esta invasión-hurto de gran parte de la vía pública. Según informaciones de autoridades y pobladores de varios caseríos cercanos a Muñuño,  la invasión - hurto habría contado con el permiso y/o anuencia del Alcalde de Sucre Rómulo Machuca Aguilar. Tan cierta es ésta afirmación que en todo Sucre se comenta la existencia de la alianza, de corte y tono delincuencial, entre Rómulo Machuca y Porfirio Bazán. Además, varios pobladores de los caseríos cercanos a Muñuño, testifican, que el primero de los nombrados habría enviado el volquete de la Municipalidad Distrital de Sucre, para que trasporten las piedras para los cimientos de las casas que se pretenden construir, en la carretera invadida. Sin embargo, cuándo en nombre de las mismas comunidades se solicita mismo volquete para realizar mantenimiento de sus carreteras, el Alcalde responde con frases como: “el volquete está malogrado”, “está alquilado”, “está ocupado”; o si está disponible “no hay para combustible, póngale ustedes”.

La fotografía muestra en primer plano y hacia el lado derecho las construcciones en primeras hiladas de tapial, hechas en la carretera invadida. La reducción del ancho de la vía es notoria y cuestionable.

Así como lo hicieron Fujimori y Montesinos; así, Rómulo Machuca y Porfirio Bazán, trabajan juntos, y cabría también preguntarse: ¿tiene conocimiento de esto Deyner Araujo, el candidato a la Alcaldía provincial?

Pero, ¿quién es Porfirio Bazán Ludeña que, de la noche a la mañana, se autoproclama, haciendo gala y derroche de cinismo, “nuevo líder de Sucre”, a pesar de no ser sucreño? En su Hoja de Vida aparece como nacido en Celendín. Se dice que ha radicado algunos años y hasta hace poco, en el oriente peruano, de donde habría fugado por su conducta reprobable. Este extraño personaje, de quien seguiremos averiguando más datos o aspectos de su trayectoria, ancló en el pequeño caserío sucrense de Muñuño hace poco más de dos años  se hizo elegir Teniente Gobernador. Después, en el desempeño de sus funciones, se convirtió, rápidamente, en amigo del Alcalde Rómulo Machuca. Hoy, preocupados por el arrollador avance del Ing. Secundino Silva Urquía, con quien se identifica la mayor parte del electorado del campo por su procedencia humilde, superación profesional y, principalmente, por su propuesta de construir la integración del distrito, Rómulo Machuca estaría tramando dividir el voto en los caseríos de la altura, sellando su  sociedad o alianza con Porfirio Bazán Ludeña.

A tanto llega su desesperación por continuar en el poder, y así no se descubran sus fechorías  cometidas en su gobierno donde no dio cuenta de nada, que despidió intempestivamente a los empleados que él contrató para trabajar y que, asqueados por la conducta delincuencial del alcalde, resultaron participando como regidores en la lista de otras agrupaciones políticas; pero al que no toca, ni con el pétalo de una rosa, es a su compinche Porfirio Bazán, quien se estaría encargando de regar calumnias y comentarios malintencionados en contra del candidato Secundino Silva, mientras en sus peroratas se presenta como el “candidato del lugar”. En este acápite queremos afirmar de manera categórica  que no estamos defendiendo ni haciendo propaganda a favor del señor Secundino Silva; la denuncia  la hacemos con el propósito de desenmascarar a estos oportunistas que quieren aprovecharse de las necesidades de nuestro pueblo.

Es por todo ello que hacemos un llamado a los candidatos con poco arraigo popular para que reflexionen si verdaderamente quieren a Sucre, y llamen a sus seguidores a votar, unitaria y masivamente, por la mejor opción para nuestro distrito, por el hombre que es como ellos y que realmente los representa. Por otro lado instamos a los ciudadanos de los caseríos, centros poblados y de la ciudad capital de Sucre a difundir esta denuncia , para que no se dejen engañar con esta clase de "donativos", demostrando con su voto de que en Sucre la suciedad en la política a terminado.

Nota: En el quincenario El Shilico (01-09-2010) escriben breve y claramente sobre este descarado tema de la invasión de terrenos que pertenecen al pueblo y que Celendín también lo viene sufriendo con la complicidad de sus “autoridades” que prometieron defender al pueblo pero que hasta ahora mantienen al nefasto Solano Oyarce como dueño y señor de una calle, ¡aunque parezca mentira!, que le robo a Celendín.

2 comentarios:

Elmer dijo...

Isidoro:
Cuanta razón y verdad hay en tu artículo, Sucre está despertando electoralmente. Es cierto, acá en Sucre se puede sentir, oler, palpar y escuchar el repudio que el mismo Rómulo se ha encargado de hacerlo latente. No menospreciemos su inteligencia, se ha vuelto hábil, ¿quién sabe, aconsejado por sus oscuros consejeros, si no son ellos lo que hacen las pintas “denigrándose” para que el pueblo sienta pena y se lleve algunos votos? Seguramente, en estos pocos días que quedan para las elecciones, sacará un nuevo “regalito” debajo de la manga, tiene el poder, no le será difícil.
Felicitaciones Isidoro.

Anónimo dijo...

Rómulo Machuca cree que la gente es estúpida. Pareciera que estaría postulando por vez primera y en vez de hablar de lo que hizo en sus cuatro años, para que nuevamente salga elegido, insulta al ciudadano "regalando" lo que es de todos los ciudadanos porque, ¿acaso las calaminas los compró con su plata? ES grave quie hasta ahora no pueda decir qué hizo durante cuatro años de gobierno municipal. ¡NO HIZO NADA! Solo regaló y regaló; este mal ciudadano cree que los sucrenses somos limosneros. Yo votaré por el señor Secundino.

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger