Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

jueves, 21 de agosto de 2014

Elmer y Madezha

Por Rocío Silva Santisteban

El 29 de noviembre del 2011 Elmer Campos Álvarez, junto con otros ronderos y campesinos de Huasmín, subieron a las lagunas de Conga, específicamente a El Perol, encontrándose en la zona de Maque-Maque un contingente de Diroes disparó contra los pobladores del campamento donde habían pernoctado. Una de las balas le cayó a un compañero de Elmer, cuando él se agachó para atenderlo, dos balas le impactaron en la espalda. Sus compañeros lo llevaron de inmediato al Hospital de Chota, donde le extrajeron el bazo y un riñón, siendo su lesión muy delicada, los trasladaron primero a Chiclayo para ser luego evacuado a Lima. En el Hospital Dos de Mayo le dieron el diagnóstico: lesión de médula. Nunca más podría volver a caminar.

Elmer vive actualmente en Bambamarca como discapacitado. Debe tomar analgésicos carísimos, pero por motivos económicos está postrado en una vieja silla de ruedas aguantando el dolor. Bambamarca es una ciudad de laderas, así que andar por la calle prácticamente le está vedado. Su rehabilitación se ha detenido, y su estado psicológico actual es el resultado de un estrés postraumático. Como dijo en su momento Javier Diez Canseco: “Ningún representante del Estado se ha acercado ni a Elmer Campos ni a su familia. Los gastos médicos han sido cubiertos por el SIS de manera excepcional para pagos mínimos. Campos debe […] aprender a vivir en una silla de ruedas, además de recibir tratamiento psicológico por el vuelco que representa su nuevo estado de salud en su vida”.

Por otro lado, Madezha Cepeda es una ex compañera de estudios, licenciada en Educación, diplomada en Género y magíster en inclusión y discapacidad por la Universidad de Salamanca. Madezha es madre, educadora, activista de derechos de las personas con discapacidad, o como ella misma me explica, con “disfunciones que se convierten en discapacidades cuando el Estado no apoya o no plantea marcos normativos que permitan una inclusión”. Una mujer luchadora, cálida e inteligente que ha sido consultora del Ministerio de Educación y asesora en el Congreso de la República. Sobre todo, Madezha es feminista y defensora de los derechos de las mujeres, por eso ha creado “Musas inspiradoras de cambios”. Madezha lamentablemente no podrá leer estas líneas, pero espero que alguna vez pueda escucharlas si este diario opta por difundirlas a través de lectores automáticos. Pues Madezha es ciega.

A diferencia de Elmer, cuya discapacidad es adquirida; la de Madezha es de nacimiento y a pesar de lo empoderada que se encuentra, junto con Elmer, es también discriminada. “Lo peor es la discriminación social, es decir, las personas que no tienen información sobre cómo comportarse ante un discapacitado y, a veces por ignorancia, nos segregan”. El Perú hace dos años aprobó una Ley General de la Personas con Discapacidad y este mismo año ha sido reglamentada. Sin embargo, aún existen impasses absurdos como ese del requerimiento para el DNI de un discapacitado es tener un certificado de discapacidad cuyo requerimiento es a su vez un DNI. En fin, detalles de las resistencias al cambio que sin embargo es imprescindible para que nuestro país sea verdaderamente inclusivo y justo.

Fuente: Diario La República, martes 19/08/2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger