Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

domingo, 27 de abril de 2014

EL PRETENDIDO VETO A ALGUNOS CANDIDATOS AL GOBIERNO LOCAL DE SUCRE - CELENDÍN.

Por. Secundino SILVA URQUÍA

Experiencias adquiridas al tentar el gobierno local de Sucre (Celendín), en las elecciones del 2010; comentarios diversos en las redes sociales, y expresiones ciudadanas por las elecciones del próximo 5 de octubre; nos permiten percibir una gran frustración popular por actuaciones decepcionantes de los gobernantes elegidos. Tanto es así que confianza y esperanza, a muchos ciudadanos, les parecen perdidas. Hay expresiones que incluso contienen pretendidos vetos a algunos candidatos a la alcaldía y regidurías, entre los que a veces se pretende incluirme, he aquí algunas: “estamos hartos de regidores que viven en otra ciudad y solo aparecen para las sesiones de concejo”, “algunos candidatos solo aparecen para las elecciones”, “hay candidatos que no viven ni trabajan en Sucre”; “luego de perder las elecciones, algunos candidatos fugan a las grandes ciudades”; “algunos candidatos no son sucreños: hay uno que nació en Chumuch, otro en Celendín, y otro en Sorochuco”; etc.


A propósito de las expresiones anteriores, la constitución y las leyes regulan la participación ciudadana para elegir y ser elegidos, observando la residencia y lugar de trabajo de los ciudadanos candidatos, independientemente de su lugar de nacimiento dentro del territorio nacional. He expresado, que no está mal que alguna autoridad del gobierno local viva en una gran ciudad, fuera de Sucre, puesto que por la naturaleza centralista del país, la gestión de proyectos y presupuestos se da desde éstas; sí estaría mal que con esta ventaja no impulse tales gestiones. Asimismo, de existir algún sucreño bienintencionado que postule al gobierno local, luego de vivir en el extranjero, habría que apoyarlo; si la oportunidad de conocer otros países, le  permitió adquirir una visión alternativa de desarrollo con propuestas viables.

Política, entre otras cosas; significa servicio, educación, cultura, pedagogía, apostolado, etc. Algunos, a diferencia de otros que buscan poder y beneficios económicos; participamos en política en función a su verdadero sentido: el de servir al pueblo. Por tanto, de modo permanente, procuramos  0 llegar primero a su conciencia, explicarle la utilidad de su organización y necesaria participación en su gobierno local. Lo hacemos, porque no se trata solo de criticar y renegar, sino también de actuar para rescatar el gobierno local de las manos de los pillos y adecentar la función pública, política y administrativa. Y además, porque no estamos dispuestos a regalarles cuatro años más de nuestro futuro a improvisados o advenedizos, ni a centralistas o conservadores, menos a presuntos corruptos.

De otro lado, en distritos andinos como Sucre (Celendín), existe alta migración. La población económicamente activa sale por la falta de oportunidades laborales y de realización. Este problema solo se solucionará con organización y participación popular en el gobierno local; con planes y proyectos de desarrollo económico y comercial consensuados con los distritos vecinos y la capital provincial; con proyectos viales de intercomunicación entre la ciudad capital y sus anexos. Solo construyendo ejes de desarrollo sostenibles y tecnificando las actividades productivas, para mejorar la economía de la gente del campo y la ciudad; nos orientaremos hacia la meta de salir de la disfuncionalidad, y lograr un distrito plenamente integrado y progresista.

En una reunión de ciudadanos de las alturas de Sucre, expuse, en términos similares a los anteriores, mi desacuerdo con el pretendido veto a algunos candidatos al gobierno local; y un campesino, en tono discrepante, expresó lo siguiente:

–Señor ingeniero, vecinos, preguntémonos: Primero. ¿Somos acaso incapaces los verdaderos sucreños para permitir que otros que no lo son, vengan a engañarnos que van a resolver nuestros problemas? Segundo: ¿por qué estos señores, si son tan sensibles y capaces como se promocionan, no postulan primero en su distrito de origen e intentan sacarlo de la pobreza, que en algunos casos es mayor a la de Sucre?; Tercero: ¿acaso alguien que no es auténticamente sucreño va a querer a nuestra tierra más que alguien que sí lo es?

Acto seguido y sin dar tiempo para responder, agregó:

–No esperemos respuestas de los candidatos a preguntas como éstas; nosotros mismos, como pueblo, responderemos con certeza en las elecciones del próximo 05 de octubre. Hay tiempo para analizar, pero ese día debemos elegir una opción de gobierno auténticamente sucreña y de cambio definitivo. No debemos seguir con equivocaciones y lamentaciones.

Finalmente, preguntémonos todos: ¿cuánta pedagogía política será necesaria hacer; para ayudar al pueblo a conservar su fe y esperanza, adquiera más cultura política, construya organización, y se enrumbe hacia un futuro de progreso? Nunca será suficiente, pero es indispensable que las futuras autoridades que elija no lo defrauden.

Sucre, abril del 2014

Nota de la redacción:

Por error involuntario suprimimos este artículo que se publicó el 19/4/14; por tanto, lo volvemos a publicar con algunas correcciones añadidas por el autor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger