Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 31 de diciembre de 2010

Reflexiones de año nuevo



Por: José Luis Aliaga Pereyra

 En los primeros días de un nuevo año siempre es importante detenerse para reflexionar sobre todo lo que hicimos, bueno o malo, en el 2010.
¡FELICIDADES!
No me refiero a la autoflagelación que solemos darnos luego de un descarriado fin de semana, o después de los agitados días en una fiesta patronal. Tampoco a aquellas preocupaciones que surgen al devorarnos un delicioso pastel e incumplir así con la rigurosa dieta; o al cometer un error a las pocas horas de haber leído “El vendedor más grande del mundo” de Og Mandino. Creo que es impostergable que vayamos más allá, como lo hace un verdadero ciudadano al analizar concienzudamente cómo su comportamiento afectó al resto de la colectividad.

Claro que no todos van a estar de acuerdo con la propuesta, en especial aquellos que saben muy bien lo que hacen en cada tropelía que cometen, como muchas de nuestras autoridades. Sino fijémonos en el cinismo de la cúpula aprista que cada vez que le descubren un acto de corrupción infla un globo de ensayo día a día más “sofisticado”, cual delincuentes avezados, para llamar la atención del pueblo y distraerlo del hambre y la miseria en que lo mantienen, mientras las transnacionales gozan de enormes ganancias. Es, queridos amigos, por estas consideraciones, como ciudadanos responsables que somos, deberíamos evaluar con igual  minuciosidad reflexiva, lo hecho por nuestras autoridades. En esta aldea global en la que nos ha tocado vivir todas nuestras actividades repercuten, para bien o para mal, sobre cada uno de nosotros y, por supuesto, sobre nuestra comunidad.

Al escribir éstas líneas no es mi intención hablar del comportamiento de alguna persona en particular, sino para -como pienso nos pasa a todos en éstos días en que nos ponemos meditabundos e introspectivos-, agregar a nuestras sinceras preocupaciones las siguientes preguntas: ¿cómo las acciones de nuestras autoridades influyeron e influyen en la vida de nuestro pueblo?, ¿fueron capaces, estas mismas autoridades, en enmendar sus errores o les interesó un pepino y se revolcaron una y otra vez en ellos?, ¿nos preocupamos, después de votar y saber quién es el alcalde, de vigilar que éste ejerza una buena gestión?, ¿qué podemos hacer para que este pasado de malversación y corrupción no se repita? y ¿en qué medida somos responsables de lo que pasa en nuestro pueblo?

Para reconocer nuestros errores y no repetirlos más, no es preciso que pasen años, ni siquiera meses. El arrepentimiento tardío, al final de nuestras vidas, no tiene valor, es despreciable.

Los filósofos afirman “que la vida siempre es crítica y mudable, es aprendizaje obligatorio”; también aseguran “que  no creen que haya vida sin errores, sin dudas y sin cambios”. Pero, ¿de qué sirve reflexionar luego de haber vendido a tu pueblo? ¿De qué sirve recapacitar luego de haber asesinado al ser amado? Algunos dirán que sirve de ejemplo, yo creo que de nada.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahh! mi amigo Lucho, medio payasito y bonachón. Pero buenas sus reflexiones de fin de año.

Un saludo para este 2011.

Anónimo dijo...

Bueno mi querido palujo tienes toda la razon y pienso que este 2011 devemos empezar un camino que nos conduzca al cambio, sin intireses ni afinidades, devemos hacer algo por nuestro pueblo que no solo quede en opiniones ni en bonitos articulos, sabemos los problemas de nuestro pueblo y lo unico que nos queda es actuar; a todos los sucrences, dejemos de hipocrecias de tirar la piedra y escondernos demos la cara y hagamos de un sucre diferente, acabemos con la lacra de nuestro pueblo, defendamos nuestro ambiente, todos unidos lo lograremos es hora de actuar....

FELIZ AÑO PARA TODOS LOS LECTORES DE CHUNGO Y BATAN
ERNESTO SILVA

Anónimo dijo...

Bueno mi querido palujo tienes toda la razon y pienso que este 2011 devemos empezar un camino que nos conduzca al cambio, sin intireses ni afinidades, devemos hacer algo por nuestro pueblo que no solo quede en opiniones ni en bonitos articulos, sabemos los problemas de nuestro pueblo y lo unico que nos queda es actuar; a todos los sucrences, dejemos de hipocrecias de tirar la piedra y escondernos demos la cara y hagamos de un sucre diferente, acabemos con la lacra de nuestro pueblo, defendamos nuestro ambiente, todos unidos lo lograremos es hora de actuar....

FELIZ AÑO PARA TODOS LOS LECTORES DE CHUNGO Y BATAN
ERNESTO SILVA

Chungo y batán dijo...

Amigo Ernesto, estoy de acuerdo con su crítica que coincide con lo que dijo el Amauta Carlos Mariáiegui : "No interesa tanto el pensamiento, lo que vale es la acción, es decir el combate". Usted y yo ¿combatimos?
Palujo

Anónimo dijo...

Buena, mi querido Palujo: El atuendo te sienta de mil maravillas. Ojalá que este año nos vaya bonito as{i como a nuestros pueblos, Ya es hora que entremos en acción. Tu amigo Charro

Chungo y batán dijo...

Así es amigo Charro, entramos a una etapa donde los lobos muestran su verdadera cara. Y tenemos que ser fuertes para combatirlos con la fuerza de la verdad y la justicia.
Un abrazo

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger