Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 4 de abril de 2014

DE ALAN GARCIA, LA DERECHA Y LA DEMOCRACIA.

Las amenazas e injurias constantes contra el Presidente de la Megacomisión Sergio Tejada por parte de Alan García y demás investigados del anterior gobierno, las argucias legalistas para entrabar la investigación, no revelaban recurrentemente sino el miedo, la admisión irremisible de culpabilidad de éstos. La última y escandalosa sentencia judicial que anula el informe, previo a su sustento en el Congreso, no hace más que desnudar definitivamente, hasta para un ciego, la responsabilidad directa de Alan García y otros miembros en actos gravísimos de corrupción; como el botón de muestra que acaba de anunciar Sergio Tejada en el sentido que un ex funcionario del segundo gobierno de Alan García hizo una transferencia millonaria a un banco de la isla Gran Caimán. Sergio Tejada ha dicho: “Yo tengo que denunciarlo y no veo la hora que agenden el tema en el Pleno”.

Ya se sabe que el problema del Poder judicial no es sólo el del simple influjo político o económico (soborno) aislado, sobre determinados jueces; es más, es un problema estructural de corrupción afinada para favorecer cualquier demanda de los lobbies empresariales y por ende del poder político, como el aprista, que infestó esta institución. Esta última resolución que pretende tan desvergonzadamente encubrir actos de corrupción de las más altas esferas, perjudicando una obligación de otro poder, el Poder Legislativo, no de sancionar, sino de investigar irregularidades de cualquier administración gubernamental, si tiene algo de bueno, es que desnuda groseramente al Poder Judicial y a todo el sistema de justicia y demás instituciones, como instituciones viciadas, y evidencia la sociedad antidemocrática y el país que ya ni siquiera guarda formalidades democráticas, en que vivimos.

Y tamaña evidencia la ha puesto en bandeja Alan García con su manipulación y sus miedos. Tamaña situación indudablemente también desnuda y les salpica en la etiqueta a los auspiciadores y protectores del ex presidente aprista. ¿Qué dirán ahora los auspiciadores mediáticos de Alan García que le han hecho hasta ahora el juego en su prensa y en sus canales de televisión (El Comercio, Canal N, y demás canales del medio)? 

¿Qué dirán ahora los auspiciadores empresariales del ex gobernante aprista, los del poder financiero y minero? 

Ya se sabe que esta derecha es procaz, pero puede ser quizá un poquito menos obstusa como para seguir teniendo de alfil político a un personaje que evidencia su podredumbre, quizá les convenga tomar distancia y guardar todavía ciertas formas. En esto la administración norteamericana es maestra, cuando un político al que apañó secretamente con las instituciones que hacen el juego sucio (la CIA, etc) ya no le sirve, porque su desprestigio es incontenible, inmediatamente es abandonado y denunciado por el lado que cumple la apariencia democrática de la administración (El Presidente, el Congreso, la Prensa).

Arturo Bolívar Barreto, 03 de Abril, 2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger