Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

jueves, 17 de marzo de 2011

CÉSAR ABRAHAM VALLEJO MENDOZA


Por Jorge Horna

El 15 de abril de 1938 fallece en París (Francia) el gran poeta universal, compatriota nuestro, César Vallejo, a la edad de 46 años.

Murió con la palabra en ristre hecha poesía, discurso comprometido con la sociedad, protagonista de los acontecimientos revolucionarios suscitados en su tiempo. Palabra y acción que lo dignifican como paradigma humano.

Mucha tinta sigue vertiéndose para abordar la vida y la obra de César Abraham Vallejo Mendoza.
Hay un hecho que marcó su sensible ser: cuando él en sus continuos retornos a Santiago de Chuco, donde nació el 16 de marzo de 1892, fue víctima de la infamia, acusado de la autoría intelectual del incendio que se produjo en la propiedad de uno de los acaudalados de la localidad santiagochuquina.
Sus perseguidores, a sabiendas de la inocencia del poeta, se empecinaron hasta confinarlo durante casi cuatro meses en la cárcel de Trujillo (noviembre de 1920). Cuando la preocupación y posterior presión de escritores trujillanos, limeños, puneños, chiclayanos; estudiantes universitarios y amigos se hizo sentir, entonces fue liberado (febrero 1921). Sin embargo, el tormento continuó.
Cuando Vallejo se traslada a Lima, fue “notificado” reiteradamente por el mismo aberrante asunto por la torpeza y sadismo de algún juececillo, pues el “caso” aún no se había cerrado. Esta es una de las razones que influyeron para que el poeta decidiera marcharse a Europa (1923). Incluso estando en Francia seguían aquellas “notificaciones”.
El Estado peruano, el Poder Judicial, tiene pendiente con César Vallejo, sus descendientes y la intelectualidad popular, las disculpas públicas.

En Europa César vallejo se desplaza por varios países: España, en distintos años, donde se adhiere a la lucha de los patriotas españoles republicanos que combatían con las ideas y las armas contra las hordas fascistas.
Lee y estudia las obras de Carlos Marx, abraza el socialismo, y en 1928 y 1929 viaja a Rusia, acompañado por su compañera Georgette Phillippart; en ese país es impactado por las grandes realizaciones del primigenio sistema socialista soviético. Escribe su obra “Reflexiones al pie del Kremlin”.
Fue en París donde el vate realizó la más intensa actividad literaria e intelectual. Dentro de su vasta producción (ensayos, artículos periodísticos, novelas, cuentos, dramas teatrales), cuatro son los poemarios en los que Vallejo expone su dolor, la angustia de la humanidad: “Los heraldos negros”, “Trilce”, “Poemas humanos”, “España aparte de mí este cáliz”.

2 comentarios:

Elmer dijo...

Saludos:
Como siempre agradecido por su Palabra enraizada don Jorge, desde el Huauco mis más sinceras felicitaciones y reconociento por su tan acertada columna.
Elmer

JORGE HORNA dijo...

Amigo Elmer:

Aprecio mucho sus alentadores pareceres; saber que existen tenaces lectores como tú, me alegra y a la vez conmueve.

Entonces continuaremos en la brega.

Yn atento saludo

Jorge Horna

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger