Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

jueves, 17 de febrero de 2011

Opinión libre: No todo es un lecho de rosas para la nobleza / Un cholo en la realeza española

Luis Eduardo Podestá 
Periodista

"Los cholos hemos llegado a la aristocracia española. Qué divertido", comentó Mario Vargas Llosa sobre el título de marqués que le otorgó Juan Carlos de Borbón, rey de España.

El título de nuestro arequipeño-peruano-hispano premio Nobel ha sido motivo de comentarios que van de lo solemne a lo irónico y cómico.

Así, el catedrático de Murcia Victorino Polo García dio una exclamación en un periódico de esa ciudad: "¡Bienvenido, señor marqués!", y desarrolló un perfil de Vargas Llosa que no escatima elogios a su calidad humana, su sencillez y su permanente disposición a reunirse con los jóvenes de los claustros para conversar sobre literatura.

Por su lado, el periodista Juan Fernández ha escrito en La Crónica de Badajoz que "el club al que ahora llegan el entrenador de la selección de fútbol Vicente del Bosque y el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ya no es lo que era, pero aún proyecta en la sociedad un magnetismo que abre puertas".

En los últimos cuarenta años, 51 personalidades han sido elevadas al rango de nobles, entre ellas el músico Andrés Segovia, los pintores Salvador Dalí y Antoni Tàpies, los literatos Camilo José Cela y Vargas Llosa, los científicos Margarita Salas y Joan Oró, y los políticos Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Marcelino Oreja y Josep Tarradellas.

Fernández duda de las ventajas que podrían tener, eventualmente, los nobles y precisa que, por ejemplo, "ningún lacayo recogerá a Del Bosque en carroza a la puerta de su casa, ni por ser marqués tiene libre el acceso a palacios hasta este momento vedados para él".

Además, los títulos no tienen sueldo y, por el contrario, "el día en que el entrenador y su esposa fallezcan, si su primogénito desea conservar el rango, debería pagar 507 euros al erario público". Podría ocurrir lo mismo con Álvaro, si pretende mantener el marquesado.

Más que frecuentemente los sueños de las princesas no se cumplen cuando debieran, sino cuando las circunstancias políticas o familiares lo exigen. Lo puede confirmar Victoria de Suecia, cuyo noviazgo duró ocho años, durante los cuales la gota continua labró la roca del rey Carlos Gustavo hacia Daniel Westling, el novio que no tenía ningún rastro de sangre azul.

También puede recordarlo el príncipe Haakon de Noruega, quien causó un escándalo al casarse con Mette-Marit, quien no cumplía los requisitos reales y además había tenido un compromiso anterior. Bueno, luego de la boda se fueron de luna de miel a Dusseldorf y al día siguiente a Nueva York y, al parecer, comieron perdices y son felices.
Fuente: Diario El Peruano, martes 15 de febrero 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger