Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

domingo, 30 de enero de 2011

Opinión libre: ACTITUDES DEL ALCALDE Y ALCANCES DEL PRONUNCIAMIENTO “LUCHEMOS POR NUESTRO SUCRE”


Escribe: Secundino Silva Urquía (*)

Gracias al avance vertiginoso de la tecnología, de lo que suceda en Sucre o en cualquier lugar del mundo, nos enteraremos en tiempo real; es decir en el mismo momento en que están sucediendo los hechos. Un día de la anterior campaña electoral en las elecciones municipales, alguien me llamó de Lima a Cajamarca, para decirme que había escuchado toda mi intervención en una reunión con los pobladores de un caserío; esto gracias al teléfono celular. En el país, deben quedar ya poquísimos lugares carentes de una señal de comunicación.

Sin embargo, el actual Alcalde de Sucre (Celendín) parecería pensar que todavía vivimos épocas del oscurantismo de la Edad Media; o que la tecnología tiene para el resto, la utilidad que su propia limitación le encuentra para él. Así, imbuido de soberbia, y dando muestras de exacerbada intolerancia, públicamente habría dicho algo similar a lo siguiente: “Que para quienes colaboran con el blog CHUNGO Y BATAN, es fácil esconderse entre cuatro paredes y escribir panfletos. Y si los escritores de Chungo y batán tienen propuestas, deberían acercarse a su pueblo y decirnos cara a cara, no escondiéndose como lo hacen….”. Y lo más cuestionable es su actitud intolerante y de falta de respeto, al ofender ninguneando a un ciudadano, usando diminutivos como el de “escritorcito” y otras palabras impublicables. Esto es, lo que refiere el propio ofendido Elmer Castillo Díaz; quién como muchos, expresa sus ideas a través de un blog en internet, que lleva el emblemático nombre de HUAUCO. Lo elemental que tiene que hacer un Alcalde que recién empieza su gestión, si es que su ego se lo permite, es respetar a sus conciudadanos; y en casos como los de sus infelices declaraciones y ofensas, reconocer que se equivocó y ofrecer disculpas públicas por los agravios.
.
"Es posible integrar a Sucre uniendo al campo con la ciudad"

En estos tiempos en que la Política permanece secuestrada por oportunistas, mediocres, mercaderes, mafiosos y corruptos;  es labor sacrificada y estoica para la gente de bien, que pretenda inmiscuirse para rescatarla y ponerla al servicio del pueblo, como es su función verdadera. Lo digo por experiencia; sin embargo, el solo hecho de haberlo intentado en Sucre, me produce una tranquilidad indescriptible; similar a la que seguramente sienten los artistas cuando dicen que “matan a sus demonios” al ver a lo que tuvieron en su imaginación plasmarse en la realidad. Lo lamentable para mí, es que empiezo a comprobar que la tranquilidad, de la que gozo no será muy prolongada. Y no es porque no haya logrado mis objetivos, pues me siento un hombre realizado e inmensamente felíz; sino porque, permanentemente llegan varias noticias nada alentadoras para nuestro Sucre, y ya sabemos cómo y por qué llegan. Para las personas que tenemos sensibilidad, nos es imposible  vivir sin pensar en los problemas y en el destino de nuestra tierra. 

Creo, sin temor a equivocarme, que en la campaña por las elecciones municipales últimas, desde EL FRENTE REGIONAL, se plasmaron y se plantearon las mejores propuestas, para que Sucre tuviera la oportunidad de recuperar su condición de Pueblo Líder en la provincia celendina, tal  como rotuló el diario PANORAMA CAJAMARQUINO,  a una entrevista que me hizo en el mes de octubre pasado. Pero por las razones que bien lo explica Palujo en su artículo titulado Lambiscones, también por las que detallé en mis reflexiones post electorales; etc. el pueblo de Sucre ajustada, pero sorprendentemente, dio la espalda a la única opción de desarrollo que tiene, y que se puede resumir en una sola palabra: INTEGRACIÓN. Reiterar ésta propuesta nunca será “disco rayado”;  y la misma,  no es invento de ningún iluminado, porque el Sucre integrado existió, aunque de manera parcial y hasta los primeros años de la década de los setentas. De lo que se trata es de asumir la conveniencia, de volver por ése camino de desarrollo que le dio buenos resultados a nuestro distrito. Sin embargo, la realidad actual es otra para Sucre, y está dada sobre la base del resultado electoral que ungió a Fernando Chávez como su Alcalde. Ésta realidad; también es obra, digámoslo claramente y apuntalando las opiniones de Palujo, de la corriente conservadora que liderada por el Sr. Wilson Zavaleta, cree que ya no es posible integrar a Sucre uniendo al campo con la ciudad y que estaría bien que los caseríos de la altura construyeran su propio distrito. Así, y con tal concepto continuista, conformista y pesimista, incursionó a última hora en la contienda electoral, para ponerse en competencia opositora a la propuesta integracionista, que enarbolamos siempre con convicción. 

Algunos sucrenses aún cuestionan u objetan a la propuesta antes mencionada, con la idea que sería imposible hacer las obras de infraestructura para lograr ese proceso de reversión a la desintegración del distrito y de aislamiento de su ciudad capital. Refutamos a las ideas como ésta, porque el país está económicamente bien y las regiones devuelven dinero de su presupuesto anual al Tesoro Público, porque no reciben de las Municipalidades proyectos rentables y sostenibles, para que pasando por la evaluación del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), aprueben su financiamiento y autoricen su ejecución. Sucre requiere de una gestión edilicia con visión de futuro y capacidad técnico- administrativa para elaborar y ejecutar proyectos de impacto a corto, mediano y largo plazo. Al margen de si ésta capacidad está presente o ausente en la actual gestión, lo primero que tiene que hacer es convocar previamente a toda la representatividad del distrito, a una reunión amplia. El respaldo electoral que tuvo el actual Alcalde es de un porcentaje magro (16.06% de los  votos emitidos), por lo mismo, que no tiene margen ni autoridad para hacer lo que quisiera, sin consultar al pueblo. Por esto, debe convocar a la Asamblea Popular o Convención de sucrenses que plantea el punto TERCERO del PRONUNCIAMIENTO "Luchemos por nuestro Sucre”, publicado en éste medio y seguramente remitido hasta el despacho de la Alcaldía. Solo en una instancia como ésta, el pueblo podrá determinar democráticamente, el modelo de distrito que se tiene que construir, y definir sus ejes de desarrollo. Porque sintetiza gran parte de la problemática y plantea los puntos adecuados para su solución, es que conjuntamente con un buen número de sucrenses progresistas, hemos suscrito el PRONUNCIAMIENTO antes mencionado.

Creo que pocos Alcaldes en la Historia de Sucre, habrán tenido la oportunidad, que hoy tiene el actual: Contar con una PLATAFORMA DE GOBIERNO, formulada y firmada por un gran sector progresista del pueblo. La propuesta consta de ocho puntos totalmente viables, recogidos en el PRONUNCIAMIENTO “Luchemos por nuestro Sucre”, Creo que para ejecutar lo que dice éste pronunciamiento, no se necesita mayor inversión, que la toma de la decisión política para aplicarlo en los tradicionales y primeros cien días de gestión municipal. 
.
Por nuestra parte, hemos prometido no persistir en llegar al sillón municipal. El pueblo necesita ejemplos de desprendimiento; y también aprender, que siempre será mejor que elija a su mejor opción en el momento oportuno, a tener que lamentarlo después. Nunca hemos actuado, ni actuaremos en función al interés personal y esto creo que nos otorga la suficiente autoridad moral, como para exigirle gestos de enmienda inmediata al actual Alcalde de Sucre. 
.
Finalmente le decimos, que si trabaja en función de los intereses sagrados de Sucre, estaremos entre los primeros para respaldarlo. Política se hace también desde otras posiciones y formas, incluso desde el llano, con el uso de la palabra directa y veraz, y también con nuestra limitada destreza en el uso de la pluma. Así que, también es oportuno decir finalmente, que un gran sector del pueblo sucrense, nos pide ser políticamente implacables, si es que la actual gestión edilicia no cumpliera con el mandato del pueblo; o se viera comprometida en actos de corrupción, atentando contra sus limitados recursos; y por ende, contra su futuro mismo.
                                                                                                                
 Lima, 29 de enero del 2011

(*) Ingeniero Civil. Ex Candidato a la Alcaldía de Sucre.

1 comentarios:

J. Tai dijo...

Por la información acopiada: artículos, entrevistas, planteamientos programáticos, etcétera hechos por Secundino Silva Urquía, Sucre postergó mezquinamente la ocasión de tener un alcalde con un alto grado de sensibilidad social y capacidad profesional y técnica.

Hay que mantener los ideales y sueños sin perder la esperanza, cultivando siempre los valores humanos, tan venidos a menos en esta ola neoliberal que azota a los pueblos.

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger