Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

miércoles, 29 de marzo de 2017

De novelitas... ¡No te muevas, hijo de puta!

Sucedió en los ochentas. En la caseta de seguridad el guardia, trabajando su ocio, leía una revista con pasmosa tranquilidad. Era una novela de Silver Kane de la que un episodio lo emociono sobremanera: La diligencia había sido asaltada por los forajidos, quienes jamás imaginaron que en ella iba el mismísimo caza recompensas más duro, rápido y certero que había existido en toda la historia del Oeste.

De pronto, todo cambio; sus ojos no lo podían creer. Los dos individuos que se acercaron, cubiertos con pasamontañas, no eran de novela. Recordó lo que dijera su instructor en el campo de tiro: "Lo que no sucede en un año, sucede en un segundo". Sintió el frío y siniestro cañón del arma apuntando su frente.
—¡No te muevas, hijo de puta! fueron las palabras más fuertes y reales que las pronunciadas por los chicos malos y los "cow boys", en las novelitas de bolsillo. 

Felizmente dijo el médico volviéndolo a la realidad. Usted ha tenido suerte y la bala solo rozó su sien izquierda. La sangre asustó a los delincuentes que imaginando que estaba muerto, huyeron. 

Horas después, le informaron al empresario a quien el guardia servía. La ceremonia de condecoración que éste organizó fue bastante concurrida.

"Valiente agente de seguridad expuso su vida frustrando asalto", "Asaltantes huyeron al ver sangre", fueron algunos de los titulares de los diarios.



Palujo

Celendin, 24 de marzo de 2017

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger