Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

jueves, 1 de diciembre de 2011

Opinión libre: Posición de Cajamarca: ¡Conga no va!

Por. Ing. CIP. Secundino Silva Urquía

En tiempos en que el calentamiento global arrecia, es contraproducente, la existencia de gobiernos que permiten actividades extractivas altamente contributarias a la generación de gases de efecto invernadero; y el atentado a fuentes naturales de agua (hidrocidio). Desgraciadamente, para vergüenza directa de millones de peruanos, el nuestro es de estos.

El Proyecto minero Conga “transformará de manera significativa e irreversible la cabecera de cuenca, desapareciendo varios ecosistemas y fragmentando los restantes, de tal manera que los procesos, funciones, interacciones y servicios ambientales serán afectados de manera irreversible”.


“…los bofedales y las lagunas cumplen casi exactamente el mismo papel que los glaciares: son reguladores del agua… deshacernos de las lagunas y los bofedales es como meterle dinamita a los glaciares”.

Las anteriores, son extractos de las observaciones del Ministerio del Ambiente al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), hecho por YANACOCHA SRL y aprobado por el Ministerio de Energía y Minas. ¿Necesitan leer o saber algo más que esto el Presidente Ollanta Humala y quienes aún persisten en defender o imponer el proyecto CONGA?

El conflicto por CONGA es aleccionador, porque en corto tiempo tomó dimensión nacional y mundial; pero con la balanza inclinada a favor de los que defienden el agua y la vida. En tal sentido, si las negociaciones en un conflicto se dan en función a intereses de las partes y no en función a sus posiciones. ¿Qué negociación puede haber entre un gobierno que dijo: “¡Conga va sí o sí!”, y un pueblo que mantiene su posición resumida en la consiga: “¡CONGA NO VA!”?

Celendín y Bambamarca no quieren mirarse en el espejo minero de Cajamarca. Aquí YANACOCHA SRL ha cometido y comete impunemente horrendos crímenes ecológicos: Liquidación lagunas (Yanacocha, Maquimaqui, Corazón, Pato, San José), muerte del río grande y muchos manantiales, desaparición de flora y fauna, envenenamiento masivo de pobladores (Derrame de mercurio en Choropampa), contaminación de suelo, aire y agua, proliferación de enfermedades gastrointestinales, etc. Cajamarca protesta por lo que le pasó, y con razón; adicionalmente, contra la amenaza a provincias hermanas: Celendín y Bambamarca. Y éstas se han levantado contra esa amenaza latente que pende sobre CONGA, donde los dinamitazos a los bofedales ya han empezado.

Los gobiernos serviles al capitalismo salvaje, deben entender la gran diferencia de concepciones acerca de la naturaleza, existente entre las partes en conflicto: Para indígenas, campesinos y serranos, la madre naturaleza nos provee agua y alimentos; por tanto, tenemos el deber de cuidarla para nuestras generaciones descendientes (El hombre sometido a los designios de la madre naturaleza). En cambio, para los defensores del capitalismo consumista y depredador, los recursos naturales se deben extraer sin limitaciones (la madre naturaleza sometida a los designios del hombre). Esta contraposición conceptual, no entendió el ex presidente Alan García, ni tuvo asesores capaces de hacerlo entender, por eso tuvo su BAGUASO, con resultados harto conocidos.

Ante la firmeza luchadora de los cajamarquinos y la inminencia de un paro macro regional, como medida de solidaridad, preguntamos: ¿qué esperará el Presidente Ollanta Humala para declarar la inviabilidad del Proyecto CONGA? ¿Reflexionará y decidirá ser coherente con lo que ofreció en campaña, dando así una saludable muestra de rectificación y decencia política? ¿Persistirá en congraciarse con las transnacionales mineras, con su ilógica frase de “el oro y el agua”? ¿Hará caso a sectores rancios y reaccionarios de la derecha y sus voceros (A. Mariátegui, J. Barba, R. Rey, C. Valenzuela, etc.), quienes piden imponer el proyecto CONGA a sangre y fuego? Si esto último se diera, ¿se arriesgará Humala, a tener su “congaso”, “bambamarcaso”, su “celendinaso” o su “cajamarcaso”? Esperemos que no.

Lo que más conviene al país, es que este conflicto se resuelva haciendo lo más sensato: Que el Proyecto Conga se declare inviable, porque ni siquiera es necesaria una revisión del EIA; que se implemente la zonificación ecológica y económica como base para un ordenamiento territorial, que ratifique la prohibición de actividades extractivas en cabeceras de cuencas.

Finalmente que se diseñe, para el país, un modelo de desarrollo y crecimiento económico alternativo al primario exportador- extractivista; impulsando otras actividades, como el turismo y la agroindustria; y atendiendo salud, educación, ciencia y tecnología. ¿Con qué plata? Fácil: Recobren el punto porcentual del IGV que bajó Alan García, Combatan la coima y la corrupción, cobren los millones que deben las empresas pesqueras y la Telefónica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger