Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 8 de abril de 2011

Opinión libre: El ansiado voto responsable

 Escribe Abelardo Sánchez León

Los cinco candidatos volvieron a ser los tristes expositores de siempre y no los políticos duchos que todos sabemos que son. El debate era la gran oportunidad de orientar al público: si cuatro de ellos rechazan cambios sustantivos al actual modelo económico y solo Humala pretende hacerlos, debieron remarcar aun más sus diferencias. Si solo uno de cuatro va a acompañar a Humala en la segunda vuelta, Toledo y PPK debieron enfatizar lo distanciados que están de los dos gobiernos fujimoristas; es decir, del papá de la candidata Keiko Fujimori, quien, como nadie la aguijoneaba, se paseó sin mostrar vergüenza de aquel pasado y terminó su presentación diciéndonos que estaba orgullosa de su padre, el mismo que fugara al extranjero y renunciara a la Presidencia del Perú vía fax. Incluso afirmó que promovería una cultura de paz y de trabajo, cuando su propuesta se basa en el asistencialismo crudo.

Importó poco el rígido formato del debate. Humala tenía escritas las respuestas y las leyó una y otra vez aprovechando ese valioso tiempo para machacar sus ideas. Humala tuvo la arrogancia de quien va primero: no arriesgó, no respondió y nadie lo sacó de su libreto. Toledo y PPK, dos caras de la misma moneda, se mataban entre sí para regocijo de los fujimoristas. En las buenas, PPK se refería en plural al gobierno de Toledo y tomaba su distancia cuando no le convenía. En ciertos pasajes tuvo una actitud desleal. Como si hubiese sido su amigo solamente durante tres años y medio y no en los cinco de su gobierno. 

Las palabras tienen el sonido del tintinear de las monedas. Pero más grave resulta cuando no se las utiliza a plenitud. Toledo dijo: “La banda de Montesinos y compañía”, en lugar de incluir en ella el nombre de Alberto Fujimori. ¿A qué se debe tanto recelo? ¿Busca los eventuales votos de Keiko, a pesar de que no se arrepiente del golpe del 5 de abril? PPK se refirió a la incorporación en planilla de los miles de trabajadores contratados por los ‘services’, sin precisar que la flexibilidad laboral fue introducida por Fujimori vía el Banco Mundial, y que Alan García no cumplió su promesa de eliminarlos en la campaña del 2006. ¿Lo hará PPK, el representante duro del capitalismo extremo? El ansiado voto responsable pasa por saber quién queremos que acompañe a Humala: Keiko o Toledo, esa es la grave cuestión.

Fuente: Diario El Comercio 6 de abril del 2011.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger