Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

viernes, 3 de noviembre de 2017

(CONCIENCIA CRÍTICA) Vientos racistas y machistas ¿PARA QUÉ EL CENSO?

Por Mario Peláez

No es que los intelectuales y los políticos de turno sean desinformados o torpes, no. Sus planteamientos y sus propuestas son parte consustancial de como conciben la vida, las relaciones humanas y el propio país.

Precisamente el censo que acaba de realizarse (cuyo cuestionario fue elaborado por un equipo de sociólogos, economistas, antropólogos y politicólogos) es la mejor radiografía de su conciencia. Aclarando que los censos per se no son sospechosos o negativos. Todo lo contrario. EL PROBLEMA ES PARA QUÈ SE LO REQUIERE Y CON QUÉ INSUMOS SE FORMULA. Oficialmente se argumenta que los resultados del censo permitirán al Estado implementar mejores políticas en beneficio de todos. Pero qué garantizan que así ocurran considerando la deslealtad del Estado a lo lardo de la vida republicana. Más bien todo indicaría que los resultados del censo solo servirán para ajustar estrategias de mercado a favor de las políticas locales, de los TLC y de las grandes empresas; y no de un mercado propio para las reales necesidades de los sectores populares.

También el censo exhala dos abominables categorías ideológicas: machismo y racismo. Así por ejemplo indica que corresponde al jefe de familia responder las preguntas sobre las características de vivienda y de otras necesidades. Orden patrialcal que ratifica el trato de minusvalía que dispensa a la mujer; y peor sabiendo que hay miles de hogares donde el jefe, el macho, ha fugado. Solo tales intelectuales podrían sostener que la anatomía del hombre es superior a la de la mujer, entonces también más inteligente (Resuminedo: el pene protagonista indiscutible de la historia y la vagina apenas en la retaguardia…).

En cuanto al racismo, en el país hay una latente conducta racista, que con este tipo de encuesta se estimula sibilinamente. En esta ocasión se la ha barnizado “de acuerdo a sus costumbre y antepasados”. Hoy, todo aquel que no es estúpido, sabe que no existen razas. Solo hay una especie con lenguaje y conciencia: el Homo Sapiens (tú, yo, él, nosotros) los diferentes colores de piel, de cabellos de ojos y la estatura son el resultado de factores ambientales y de alimentación que se registran en miles de generaciones.

Un amigo celendino me contaba los pormenores de su respuesta a la pregunta 25 de la encuesta, sobre la identidad cultural:

- En singular, le dije a la encuestadora, yo no soy campa, asháninca, quechua, aimara, afrodescendiente, chino, judío, español, italiano, japonés, ni mestizo ( y de paso le recordé que el primer mestizaje en el Perú fue con violación y sesgada: solo se permitían relaciones sexuales entre españoles con indias, pero no entre españolas con indios). Yo entonces soy de todas las geografías y decires, soy ciudadano del mundo, y sabe por qué, porque nací en Celendín. La encuestadora abrió los ojos como platillos y sonriendo me dijo.

- Señor, mejor salteamos la pregunta. (Hasta el próximo domingo, amigo lector)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger