Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

miércoles, 1 de julio de 2015

HOMENAJE: DEFENSORES DEL AGUA

La Plataforma Interinstitucional Celendina, la Municipalidad Provincial de Celendín y otros colectivos de raigambre social y ecológica conmemoran, este 3 de julio de 2015, la lucha de un pueblo que no admite la destrucción de su hábitat  natural.

Aquel día, 3 de julio del 2012,  en el fragor de las protestas, en Celendín ofrendaron su vida cuatro campesinos  que han pasado a la historia popular. Después, un campesino en Bambamarca también  siguió sus heroicos pasos .

Ajenos intereses del poder económico y político representado por los extractivistas mineros (Newmont Mining) no podrán imponerse ante la Resistencia de las organizaciones campesinas que defienden, por sobre todas las cosas, el Agua.

Presentamos dos textos poéticos que expresan un merecido homenaje a los Defensores del Agua.

Yo soy…

Yo soy Eleuterio García Rojas.
Soy César Medina Aguilar,
José Faustino Silva Sánchez.
Soy  Antonio Sánchez Huamán.

Vivo junto a ustedes
todos los días, todas las noches.
Sufrí el llanto
de nuestras madres,
esposas, hijos, hermanos
y compañeros.

Soy el que los acompaña
Por las montañas de Conga,
cargado de la cruz del abuso,
el cinismo y la miseria.

Soy Eleuterio, César, José
y Antonio .
Estoy aquí.
Miren mis brazos y mi pecho
que se hincha y vibra.
Miren, bestias con corbata,
he vuelto a esta histórica plaza,
¡nuestra plaza!,
donde intentaron
arrebatarnos la vida.

Allá los indiferentes,
cómplices y traidores
arderán en el infierno,
lamiendo las  pesuñas
de sus patrones
hambrientos de oro.

¡Malditos!... Yo soy
Eleuterio, César, José,
 Antonio y también
Joselito Vásquez Campos,
vivos, latiendo
 en el corazón de todos.
Aquí estoy…
He vuelto para defender,
Juntos, el agua, la  vida y la dignidad.

Por Palujo

      *******

Emociones agrícolas se dieron la mano en la plaza grande,
Paulino dejó abiertos los surcos en plenilunio,
César recién enamorado
con  sus barquitos de papel a la deriva
flotando en las ondas de su imaginación.
A medio regar los almácigos de Faustino,
en un extraño ritual José Antonio ahuyentó las sequías

Grito y puño alzados en la claridad del día
temblaron los broncos graníticos de la fuente
en los remolinos de la ira amarrados a las zarzamoras
los ríos y granizales,
la primera arenga lanzada desde lo más alto de los árboles
un corazón compacto reclamando su autoría

Desde los sombríos resquicios de la traición
las balas enviadas por reseco sentimiento
segaron la alegría campestre de César Antonio Faustino Paulino,
oscura bárbara impunidad señal depredadora

La hediondez de la pólvora prosigue mortífera
en el silente espanto,
la multitud acude a la única puerta
Mamá Carmela expande el umbral de su casa
acoge a los testigos del tormento
en renovado testimonio grabado en la memoria
cuando en la cima de Jelij movió cielo y nubes
colmados del agua sagrada

Joselito Vásquez Jambo retoma enardecido
la póstuma furia en Bambamarca
para aclamar el martirio de Celendín,
también siente elevarse su vida
al indomable rocío de los musgos

Los oferentes de su sangre tienen surtidores en el pecho
manantiales remansos y la crecida de los ríos,
brindamos en la historia por su eterna gloria
su razón y arrojo,   la férrea campesina Resistencia


                                                                                            Jorge Horna Tai

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger