Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

domingo, 21 de octubre de 2012

ABIGEOS DEL AGUA

 
 Laguna el Perol


Asi llega el agua de la laguna Perol a través de tuberías de 6 pulgadas


La policia de Yanacocha custodia para que nadie vea la maquinaria.


Desde esta tubería denominada poco de ganso, llegan los cisternar y trasladan el agua para sus aperaciones y para regar la carretera.



El abigeato en nuestro país se pierde en los albores de la república, en su mayoría ejecutado porpersonas individuales o grupos organizados que valiéndose del poder de las armas asolaban pordoquier a los humildes criadores de ganado.

Desde sus inicios, las acciones delictivas fueron ejecutadas por delincuentes comunes, las pocas excepciones conocidas han sido las ejecutadas por los chilenos en las provincias de San Miguel y San Pablo, quienes obligaban a los criadores de estos lugares a entregar su ganado paraalimentar sus tropas. Las otras excepciones ocurrieron durante los años del terrorismo, cuandotanto ellos como la policía hacían lo mismo con los pobres campesinos, obligándoles a entregar suganado o sacrificándolo para alimentar sus respectivas tropas.

Los abusos cometidos por delincuentes comunes obligaron a la población campesina aorganizarse para defender lo que tanto les costaba obtener. Producto de ello surgieron las Rondas Campesinas, cuyos orígenes se remonta a diciembre de 1976 en la estancia de Cuyumalca, provincia de Chota, región Cajamarca. Luego de múltiples asaltos y robos a las diversas familiascampesinas, la ira llegó al extremo cuando un grupo de abigeos robaron los instrumentos de laBanda de Músicos de la escuela de este caserío, ello fue la gota que derramó el vaso, dando origen así a lo que hoy es un ejemplo de justicia no solo en Cajamarca sino en todo el Perú.

Cuentan los lugareños que años atrás, en la misma estancia se formó la primera ronda, claro antecedente de la ronda campesina, diferenciada de la ronda de hacienda, su otra antecesora, que estaba al servicio del hacendado.

En Hualgayoc, la primera ronda surge en 1978, en la zona de San Antonio de La Camaca,considerada como la segunda cuna de las rondas campesinas, y luego este ejemplo se extendió a las provincias de Cutervo, San Miguel, San Pablo, Celendín, e incluso a otros departamentoscomo Piura (Ayabaca y Huancabamba) y San Martín, entre otros. En las rondas iniciales, lasmujeres que no rondaban, adoptaron el papel de “parachoques” frente a las mujeres de los abigeos y de erradicadoras de la “morosidad de turnos”, organizándose en comités de mujeres.

Sin ley que los proteja ni partido que los una, guiados sólo por el único principio de defender losuyo, en pocos años lograron erradicar el abigeato en toda la región y se constituyó en ejemplonacional, llegando incluso a establecerse en algunas ciudades del Perú con resultados muypositivos. Lo que en un inicio pareció como una locura de unos cuantos campesinos agraviados, poco a poco se fue difundiendo en toda la provincia, luego en la región y finalmente en todo el país, habiendo incluso traspasado nuestras fronteras.

Hoy con un abigeato casi extinto, los campesinos no han dejado de lado este nivel deorganización, muy por el contrario se siguen organizando y enfrentando ya no a los abigeos, sinoa otros males producto de una sociedad alienante y entreguista.

En tal sentido, las rondas campesinas constituyen quizás uno de los más grandes aportes de lacultura andina de los últimos siglos que gracias a su inteligencia logró derrotar a un enemigo aparentemente invencible.

Con este mismo ímpetu de lucha y organización, las rondas campesinas vienen retomandoenergías para hacer frente a los abigeos modernos, quienes ya no roban ganado, ni ingresan a las viviendas, tampoco son como ellos ni del lugar; hoy son foráneos, bien vestidos y muy visibles, quienes en complicidad con los gobiernos de turno vienen robando el agua y destruyendo sus fuentes naturales como todopoderosos y omnipotentes que gracias al señor dinero todo lo pueden. Estos abigeos del agua, cuya única filosofía es el enriquecimiento, no sólo compran conciencias de grandes y chicos sino que además imponen su ley bajo el fraude del supuesto desarrollo avalados por los gobernantes de turno, quienes se valen de esta gran dependencia directa del agua de la mayoría de peruanos para ganar votos y luego traicionarlos.

Ni los empresarios chicos ni mucho menos los grandes, constituyen empresas pensando en el desarrollo del país o en el beneficio de los más pobres, la única filosofía de un empresario es laganancia personal, por ello cuanto menos gasto signifique incrementar su ganancia es muchomejor. En tal sentido, si para el logro de sus objetivos utilizan menos mano de obra o menos insumos se sentirán más satisfechos y más realizados.


Ronderos posan orgullosos de defender sus lagunas.


Soportanto las inclemencias del tiempo, Eddy Benavides acampa en el cerro Namococha.

En pleno siglo XXI, nuestros ronderos y ronderas están asumiendo un enorme reto, la defensa dela vida, del ambiente y de la salud, la nuestra y la de las futuras generaciones. Los abigeos queayer se ocultaban en los montes y salían por las noches están casi extintos, sin embargo, lamodernidad ha generado abigeos visibles, disfrazados de salvadores de la humanidad ypromotores del bienestar de la gente, cuyo único propósito es el enriquecimiento personal y desus activistas. Su mente perversa quiere hacer creer al mundo que el objetivo de la supervivencia humana es la generación de dinero a costa de lo que fuera, incluso de la vida misma, por ello,destruir ecosistemas únicos en el mundo no es significante si con ello habrá mucho dinero con elque se puede construir un mundo mejor desafiando así, la obra divina del creador y dandoentender que Dios se equivocó.

Defender el agua y la vida no sólo de las actuales generaciones sino de aquellas que vendrán enel futuro, es el gran reto de nuestros ronderos y de quienes sin serlo, somos conscientes del peligro que nos acecha.

Las rondas campesinas ya derrotaron a un enemigo aparentemente invencible, por ello estamosseguros que esta nueva lucha también será nuestra, y Dios se regocijará una vez más de tenerhijos que defienden el hogar que él nos heredó.

¡Dios construye y la minería destruye!

Fuente: RED VERDE CAJAMARCA – El Maletero

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger