Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

martes, 3 de diciembre de 2013

Narrativa: Jhonatan Chávez Boy, Al compás de la vida (Cuentos)

PRÓLOGO

El manojo de cuentos que Jhonatan Chávez Boy nos ofrece aquí están escritos en un estilo sencillo y pueblerino; sus personajes hablan como se habla popularmente en Cajamarca y la narración adopta algunas de las construcciones gramaticales típicas de la sierra norteña del Perú.  Los cuentos son muy diferentes entre sí y demuestran que este joven autor tiene bastante sensibilidad humana y social, pero como todos son cortos, ningún cuento pretende ofrecer una profundización social o psicológica con respecto a las situaciones y los personajes presentados.  Sin embargo, son pintados con suficiente color y detalle para provocar al lector que profundice por su cuenta, haciendo uso de su propia imaginación y experiencia.  Aquí Jhonatan Chávez Boy logra algo importante con sus escritos: ––la doble polaridad de escritor-lector––.  Todo relato, cuento, novela o poema que vale la pena leer invita una reacción de parte del lector. 

Los cuentos ofrecidos aquí tienen en común temas que abarcan abusos de poder, quiebra de valores tradicionales, y conflictos personales y sociales; a la vez cada cuento tiene su propia dinámica.  El primer cuento tiene como trasfondo la problemática minera y el abuso, tanto de las compañías mineras y de las “fuerzas del orden”, como del Poder Judicial.  Al nivel de los personajes, se puede preguntar: ¿cómo se ven realmente Cirilo y Carlos entre ellos?  El segundo cuento nos presenta la ruptura intergeneracional y cómo la quiebra de valores afecta a la juventud, y aquí la pregunta es: ¿por qué es Germán tan conchudo y cruel con su madre?  En el tercer cuento, el autor nos presenta una relación sexual fugaz, con consecuencias nefastas, y con una dimensión especial.  No es nada nuevo que un escritor hable del sexo, sea del adulterio, de la fornicación o de la prostitución; pero lo que es relativamente nuevo en nuestro medio es plantear una relación sexual entre gays. El autor aquí no ofrece ningún detalle más que decir que copularon; pero esto es suficiente para provocar una discusión, sobre todo en el momento actual en que la temática del matrimonio gay se está haciendo presente en el debate sociopolítico nacional y mundial.  El cuarto cuento presenta la triste realidad de la deficiencia en la atención médica en muchos hospitales y centros de salud, provocando así la pregunta: ¿por qué muchos médicos y enfermeras tratan mal a los pacientes cuando se supone que tienen una vocación para aliviar los sufrimientos de los enfermos? Además, este cuento plantea todo el problema del bloqueo de las carreteras como medida de protesta; se lucha a favor de los derechos de algunos violando, a veces con consecuencias muy serias, los derechos de otros.  El quinto cuento también presenta más que un problema.  Aquí, de nuevo los caprichos de la juventud están presentes, pero esta vez en el contexto más amplio de una sociedad que margina, o ignora, a los ancianos inútiles, y el asilo tiene un aspecto kafkiano. El último cuento toca los derechos de la persona y lo hace en el contexto de una sociedad obsesionada sobre todo por la búsqueda del dinero, y esto en una ciudad desordenada, cuyas autoridades solo saben usar la represión para imponer orden, en vez de ofrecer respuestas positivas a situaciones como el negocio ambulatorio.

Jhonatan Chávez (último de la izquierda) en la Asociación Guadalupana, a punto de partir a Tarma


Entonces, veo estos cuentos de Jhonatan Chávez Boy como detonantes para conversaciones y discusiones sobre temas importantes en la actualidad. Si no queremos vivir a espaldas de la realidad peruana, tenemos que afrontar el reto de la minería, la problemática juvenil y la crisis de los valores. También hay que echar de lado los tabúes para conversar con calma y comprensión sobre la homosexualidad. Compararía los cuentos con los dibujos del cuerpo humano realizados por algunos de los grandes pintores, como Leonardo Da Vinci por ejemplo, que sirven como estudios básicos para ser empleados después en sus pinturas. Ahora, espero que este talentoso joven amigo acepte el reto de escribir una novela donde hay el espacio necesario para profundizar en los temas presentados en los cuentos de este libro. Claro está que hay otros conflictos serios que también merecen ser tratados, como la drogadicción, el narcotráfico, y los homicidios cometidos por sicarios ––a veces muy jóvenes y por sumas de dinero irrisorias––. ¿Qué pasa por las mentes de estas personas? ¿Tienen una conciencia? Creo que el amigo Jhonatan tiene el ojo, la sensibilidad, y la capacidad de escritor para aceptar el reto que le ofrezco.

                                                                                          Miguel Garnett.
                                                                                              Cajamarca, mayo de 2012. 




Jhonatan Ricardo Chávez Boy (Cajamarca, 1990) Sus estudios los realizó en la Escuela 111, y en el Colegio “Cmte. Leoncio Martínez Vereau”, de Cajabamba. Actualmente es estudiante de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Privada del Norte, de Cajamarca.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger